Matt Damon, actor de Hollywood y filántropo abocado a la crisis mundial del agua (Matt Sayle)
Matt Damon, actor de Hollywood y filántropo abocado a la crisis mundial del agua (Matt Sayle)

En el año 2006, Matt Damon ya tenía un Oscar bajo el brazo -que ganó junto a su amigo Ben Affleck por el guión de "Good Will Hunting" (1997)-, y la libertad otorgada por la fama gracias por dos pesos pesados de la taquilla como la saga "Bourne" y las películas de "Ocean's Eleven". Hace 12 años, Damon ya estaba instaurado en Hollywood como uno de los actores más rentables de la industria. Pero ese año viajó a África con DATA, la organización de Bono que precedió a ONE, para estudiar durante una semana y media problemáticas causadas por la pobreza extrema. Matt Damon, el chico de Boston, fan de los Red Sox y estrella de Hollywood, se encontró cara a cara con una realidad que lo despabiló, lo sacó de la burbuja de aplausos y de alfombras rojas, y le hizo prestar atención a un tema en el que hasta ese momento no había pensado, algo tan vital como necesario: el agua.

"Cuando viajé a diferentes países de África para aprender sobre los problemas causados por la pobreza extrema, uno de los que más me impactó fue la crisis del agua potable. Me quedé muy conmovido al darme cuenta de que era tan masivo, y que era la raíz de tantos otros problemas", confiesa Damon en diálogo telefónico con Infobae desde Washington DC, en una charla en la que también participó Gary White, el ingeniero cofundador junto al actor de Water.org, una organización que trabaja para el desarrollo y entrega de soluciones para combatir la crisis mundial del agua.

Comenzó a interesarse por esta crisis durante un viaje a África en el año 2006 (Getty Images)
Comenzó a interesarse por esta crisis durante un viaje a África en el año 2006 (Getty Images)

"Es algo sobre lo que nunca hablamos o pensamos en los países desarrollados, o por lo menos ése era mi caso, porque tenemos tanto acceso al agua potable en todo momento", reconoció. "El agua de nuestro inodoro es más limpia que a la que acceden 660 millones de personas. Esto me inspiró a hacer algo al respecto. Por eso formé una organización con algunos colegas, y pronto me di cuenta de que iba a tener un mayor impacto si me asociaba con los mejores expertos que pudiera encontrar, y cuando esas personas no me atendieron el teléfono terminé con Gary White", bromea Damon, quien unió su primera organización (H2O Africa) con la de White (Water Partners) para fundar Water.org en el año 2009.

“Me despierto todos los días con un gran sentido de responsabilidad por lo que hacemos”

Así, el actor de Hollywood encontró su causa. Matt Damon, el filántropo. Pronto descubrió que su estatus de celebrity era un vehículo indispensable para difundir su mensaje, a pesar de que el agua no es una problemática que, según él, atraiga enseguida la atención de los inversores -y menos si traen a colación las terribles consecuencias de la falta de saneamiento. "Siempre he sentido responsabilidad, pero la fama me permitió tomar cartas en el asunto. A los tres años desde que habíamos unido ambas organizaciones alcanzamos nuestro primer millón de personas con agua potable. Ahora ya superamos los 10 millones. Así que estamos muy orgullosos. Me despierto todos los días con un gran sentido de responsabilidad por lo que hacemos", recalca con firmeza.

Muchas mujeres gastan seis horas del día en ir a buscar agua (Water.org)
Muchas mujeres gastan seis horas del día en ir a buscar agua (Water.org)

Y una forma que encontraron para ayudar fue con pequeños préstamos, a través de un proyecto llamado WaterCredit. "Descubrimos que mucha gente alrededor del mundo podía tener acceso a agua potable a través de servicios públicos, pero no podía conectarse por falta de dinero", relata White. "Varias microfinancieras ya estaban dando préstamos para distintas cosas, entonces nos preguntamos si podíamos convencerlos de que les presten dinero para agua y para saneamiento, para baños. Y estábamos seguros de que iba a funcionar porque ya conocíamos a gente que le pagaba a usureros con tasas de interés elevadísimas. La gente pobre estaba gastando millones de dólares en agua. Así que dijimos, démosles préstamos que sean fáciles de conseguir, fáciles para devolver. Y ya se otorgaron más de 2 millones ".

“El agua de nuestro inodoro es más limpia que a la que acceden 660 millones de personas”

El trabajo implica mucho lobbismo, convencer a sponsors, reunir fondos. Pero la gente que conocen en el camino, esos individuos que realmente necesitan su ayuda alrededor del mundo, desde Sudamérica hasta Asia y África, confirman que están haciendo las cosas bien. "Hay muchas historias que me inspiran todos los días, porque cada vez que emprendo uno de estos viajes para ver los proyectos en acción invariablemente termino hablando con cientos de personas, muchos niños", explica Damon, mientras recuerda a la primera niña que conoció en Zambia, una adolescente de apenas unos 14 años que quería irse de su pequeño pueblo y convertirse en enfermera. La acompañó a recolectar agua a un pozo que se encontraba a menos de dos kilómetros de su hogar, un trayecto muy corto comparado con otras personas -en especial mujeres- que en promedio gastan seis horas de sus vidas en ir a buscar agua potable.

El agua del inodoro de la mayoría de los hogares de los países desarrollados es más limpia que a la que acceden millones de personas alrededor del mundo (Water.org)
El agua del inodoro de la mayoría de los hogares de los países desarrollados es más limpia que a la que acceden millones de personas alrededor del mundo (Water.org)

"Ahí es cuando tuve esta epifanía de que si alguien no hubiera construido un pozo a menos de dos kilómetros de su hogar, no estaría yendo al colegio y no estaría soñando con un gran futuro", sentencia el actor. "La pasé muy bien charlando con esta chica, que tenía grandes esperanzas sobre lo que la vida le traería, y si no hubiera sido por ese pozo cerca de su casa estaría viajando todo el día yendo a buscar agua y no tendría ningún tipo de esperanza para el futuro".

Lo cierto es que las mujeres son las más afectadas por la escasez de agua potable. Gary White explica que "deben recorrer largas distancias por áreas rurales, y se pone en peligro la seguridad y la dignidad de las mujeres. Son las más afectadas por la crisis del agua y las grandes distancias que caminan por día para conseguir agua las pone en constante peligro. Es una parte muy importante de la problemática por la que estamos luchando".

Gary White y Matt Damon, cofundadores de Water.org (Getty Images)
Gary White y Matt Damon, cofundadores de Water.org (Getty Images)

"Para resolver la crisis global del agua necesitamos informar a la gente", asevera Damon, quien destaca a su vez la importancia de una campaña global que están realizando desde Water.org en conjunto con Stella Artois para unir a las personas y ayudar a poner fin a la crisis mundial del agua. El mensaje es simple y contundente, y el medio que utilizan es el de una cámara oculta. En el video "The Wait for Water" (La espera por el agua), muestran las reacciones desprevenidas de las personas de todo el mundo en hoteles y restaurantes cuando les dicen que el agua no estará disponible hasta por seis horas: la cantidad de tiempo promedio que las mujeres en los países en vías de desarrollo emplean para recolectar agua cada día. Se ilustra cómo se da por sentada la disponibilidad de agua en ciertos lugares, mientras que para millones de personas la escasez es una realidad constante con la que deben convivir a diario.

Las mujeres son las más afectadas por la crisis del agua y las grandes distancias que caminan por día para conseguir agua las pone en constante peligro

"El consumidor millennial, a diferencia de mi generación, es parte de un grupo al que realmente le atraen las causas de justicia social y le importan. Ellos realmente quieren ser activos con su poder de consumo. Y ésta es una manera de mostrarles cuál es el problema contra el que luchamos, y dándoles una manera activa de involucrarse, porque hay que darles a los jóvenes la voz que necesitan para poder lograr un cambio. Para resolver la crisis global del agua se va a necesitar la ayuda de todos, la gente de todos estos países uniéndose, y dándose cuenta de cuál es el problema y tomar acciones para que termine de una vez por todas".

"Un millón de niños mueren por año de algo completamente prevenible, como es el acceso al agua potable y al saneamiento. Se les roba el potencial a sus vidas. Así que esas historias personales ayudan a focalizarse por el lado emocional. Haber conocido a algunas de las 10 millones de personas que apoyamos te ayuda a entender lo que eso significa", concluye Matt Damon, no el actor de "Downsizing" o "Suburbicon", el otro Matt Damon: el chico de Boston, el fan de los Red Sox. Ése que conoció a una niña con grandes sueños que lo obligó, sin querer, a tomar acción.

LEA MÁS: