Una mujer y sus tres hijas son las protagonistas de esta historia. La matriarca de The Split es Ruth (Deborah Findlay), una mujer que fue abandonada por su esposo y se dedicó de lleno a llevar adelante su estudio jurídico especializado en divorcios. Sus dos hijas mayores siguieron sus pasos, Hannah (Nicola Walker) y Nina (Annabel Scholey), mientras que la menor Rose (Fionna Button) es niñera.

El conflicto comienza cuando Hannah decide abandonar la oficina familiar y emigrar al estudio de su ex novio de la adolescencia. Ruth lo siente como una traición y a esto se suma la aparición inesperada del padre de sus hijas luego de 30 años de ausencia.

En cada episodio de los seis que dura la primera temporada, Hannah intentará resolver con solvencia los divorcios que le presentan sus clientas. Pero el vínculo con su padre (Anthony Head) y la aparente felicidad que tiene con su esposo se van a ver amenazados. Cada historia que le toca resolver, provocará en ella un movimiento interno que no podrá controlar.

The Split es una historia de mujeres. Que son madres, que deciden no serlo, que se casan, que permanecen solteras, que trabajan en lo que pueden o en lo que les gusta, que lidian con sus hijos y con las obligaciones de una casa y su familia. La serie habla de vínculos familiares no resueltos, de secretos guardados y sentimientos que nunca terminan de salir a la superficie.

The Split
The Split

Cada una de las hermanas busca la forma de ser feliz. Nina desde sus propias elecciones en su vida sentimental y Ruth, con su próximo casamiento.

La serie también invita a reflexionar sobre nuestra realidad. ¿Soy feliz en donde estoy? ¿Cuándo es necesario patear el tablero? Con una segunda temporada confirmada, ya que tiene un final que lo amerita, el televidente seguramente esperará que Hannah y sus hermanas finalmente consigan lo que buscan para ser mujeres plenas y felices.

The Split, considerada como la serie inglesa sobre divorcios más exitosa de la BBC, ya está disponible en Flow.

La actriz inglesa del momento:

Nicola Walker es una de las actrices más relevantes de la escena británica. Luego de haber formado parte de River, en donde interpretaba a esa compañera imaginaria de Stellan Skarsgard, la actriz inglesa nacida en 1970 goza del mismo respeto de sus compañeras británicas Olivia Colman (última ganadora del Oscar como mejor actriz en La Favorita) y Claire Foy (actriz de las primeras temporadas de The Crown). Camaleónica, también la vimos en la serie Collateral donde interpretaba a una vicaria que estaba en pareja con una mujer asiática que había ingresado ilegalmente al país.

SEGUÍ LEYENDO