El homenaje de Luciana Salazar a Emilio Disi (Video: "ShowMatch", El Trece)


Luciana Salazar siguió siendo noticia en estos días por un enfrentamiento que mantiene con Cinthia Fernández que, de tan grande que es, ya se desdobló. Nació por el noviazgo -ya extinto- de la panelista de LAM con Martín Baclini. Y ahora transita los pasillos de Tribunales luego de que Cinthia dudara de los mensajes sobre la actualidad política, social y económica que Luciana suele volcar en Twitter. Pese a todo... “Voy a seguir como analista político”, anunció Salazar este viernes, en la previa de su participación en una nueva gala del Bailando 2019. En cambio, sobre el romance trunco de su gran amigo con su nueva rival, prefirió no opinar.

Pero esto no fue más que el marco de un cuadro que terminó siendo muy deslucido: aquel que Luli presentó junto a su partenaire, Gonzalo Gerber, donde buscó rendirle un tributo a Emilio Disi, el talento actor y humorista que murió en marzo de 2018, a los 75 años, luego de haber batallado contra un cáncer de pulmón.

Inspirándose en distintos fragmentos de películas y series muy populares, como Los bañeros más locos del mundo y Rompeportones, entre otras, Salazar -secundada por su pareja y un equipo de bailarines invitados- armó una coreografía que concluyó con la aparición de Freddy Villareal caracterizado como el entrañable humorista. En ese rol, Freddy mantuvo un diálogo con Marcelo Tinelli. “No saben cuánto los extraño. Gracias por este momento. No hay nada mejor para un artista que el reconocimiento”, dijo el imitador en la piel de quien fuera un gran amigo suyo. Villareal y Disi hicieron juntos muchos trabajos, y con Luciana filmaron varias secuelas de la saga de Los bañeros.

Hizo agua: la coreo de Luciana Salazar no conformó a nadie (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)
Hizo agua: la coreo de Luciana Salazar no conformó a nadie (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)

Pero la performance no conformó al jurado de ShowMatch. Todavía más: fue repudiada. Ángel De Brito (con el voto secreto) pidió el BAR por considerar que fue “artísticamente fallido”, mientras Pampita notó una involución en Luciana: “No me gustó. Tampoco me llegó desde la emoción”. Florencia Peña fue en igual sentido: “No me transmitió nada”, admitió, y la calificó como “superficial”.

Marcelo Polino también le bajó el pulgar, dando lugar al reproche de la coach: “Entiendo que no les guste, pero Emilio, siendo actor, ¿qué quieren que baile?”, dijo Carla Lanzi, ganándose un entredicho con Tinelli. “¿Le puedo decir algo? Ustedes eligieron el tema, que Disi nos encanta, ¿pero nosotros les tenemos qué decir qué queremos que bailen? Ustedes sabrán por qué lo eligen", indagó el conductor. “Parece decir: elegí esto, ¡sálvenme!”, agregó Marcelo, pidiéndole a Lanzi que “no rete al jurado en ese tono, como increpándolo”.

Luciana prestando atención a las devoluciones de Polino y Mendoza, que motivaron una discusión de Tinelli con su coach (Video: "ShowMatch", El Trece)


Pero la devolución más contundente fue la de Flavio Mendoza, quien dictaminó que se le quitara un punto a la pareja. “Fue terriblemente malo. Me dio vergüenza. Fue lo peor que vi en mi vida. Puedo decir muchas cosas más...", avisó el coreógrafo, pero se quedó en el descuento de la calificación. Laura Fidalgo -que también reprobó lo visto con contundencia- le propuso a Luciana “hacer otro personaje, una mujer avejentada, no esa bomba que sos". “Hice el papel que hice yo en las películas”, se explicó la bailarina. En tanto, para Aníbal Pachano fue “bochornoso” y “una falta de respeto a Emilio Disi”. Y de paso, criticó a "la Barbie con el pelo divino, la muñequita bonita que ya no calza ni con cola”.

La crítica de Aníbal Pachano a Luciana Salazar en el "Bailando 2019" (Video: "ShowMatch", El Trece)


Luciana -quien escuchó estoica cada una de las duras críticas- cosechó escasos 11 puntos: “Fue una idea mía hacerlo a Emilio”, dijo, y se comprometió a mejorar para un eventual duelo. “Le pusimos todo el amor del mundo", concluyó. Instantes después dejó la pista, quizás entendiendo que a menudo las buenas intenciones no alcanzan.

SEGUÍ LEYENDO