Anamá contó que sufrió maltratos por parte de una ex pareja (Video: "Incorrectas" – América)

En el marco de la presentación de su libro autobiográfico, Negra Guerrera, Anamá Ferreira visitó el living de Incorrectas, por América, y relató la dura experiencia que le tocó vivir con una ex pareja que ejerció violencia de género contra ella durante los cuatro años que duró la relación.

"He padecido maltrato, como cuento en el libro. Antes nunca lo había contado, porque me daba mucha vergüenza. Pero tuve una pareja con la que sufrí violencia de género, psicológica y física", le dijo Anamá a Moria Casán, conductora del ciclo.

La persona que la agredió era un DJ llamado Puchi Chavez, que era conocido en los '80, según el relato de Ferreira: "Yo había escuchado (que era violento) porque cuando lo conocí él salía con otra modelo, muy famosa en ese momento, que también lo sufría. Después, yo tuve otras parejas y él también. Hasta que una vez nos encontramos y empezamos a salir".

Anamá explicó que la violencia comenzó con los "famosos celos". "Te empieza a decir: '¿Te vas a ir?',' ¿dónde estabas?', '¿qué hiciste?', '¿por qué llegás tarde?'. Yo siempre fui una persona libre, de trabajar y hacer mis cosas. Y en ese momento estaba en Mesa de noticias, un programa que estaba todos los días y que se grababa de las 7 de la mañana a las 9 de la noche. Y, como él era DJ, cuando yo llegaba él estaba con todas las pilas para salir. Sufrí bastante y no veía la salida. Hice denuncias, fui a la comisaría…", contó la ex modelo.

Entonces, Anamá explicó cómo comenzó la violencia física. "El primer golpe que me dio fue en la cara. Yo justo tenía un desfile de una diseñadora muy famosa. Y, cuando llegué, traté de tapar, de esconder (el golpe). Porque vos pensás que nadie sabe, que nadie lo ve, que nadie se va a dar cuenta… Y la gente se da cuenta. Lo que pasa es que las mujeres a las que les pasa eso tienen que tener amigas que las ayuden y que la escuchen de verdad. No una persona que les diga: 'Bueno, ya va a pasar'", señaló la brasilera.

La ex modelo remarcó que, ahora, los tiempos han cambiado y es mucho más fácil contar este tipo de cuestiones. "Las mujeres están como poderosas. Es un momento único, en el que vos podés denunciar y te escuchan. Porque antes no te escuchaban. A mi me dijeron: 'Anamá, andá a tu casa que ya vas a mejorar'. Pero un día me amenazó con que me iba a tirar ácido y yo dije: 'Este tipo puede hacerlo'. Después pasó lo de (Carlos) Monzón (quién asesinó a su pareja, Alicia Muñiz) y dije: 'Wow, hasta aquí llego'. Y me separé. Mi ex marido me ayudó a hacer la denuncia. Ahí le dio miedo y desapareció. Aunque, de vez en cuando, aparecía, tal vez después de diez años", relató.

Anamá Ferreira junto a su hija Taina Laurino
Anamá Ferreira junto a su hija Taina Laurino

Finalmente, Anamá reflexionó: "Quien ama, realmente, no mata. Cuando la persona se obsesiona con vos, ya no es amor". Contó que a su hija, Taina Laurino, le dijo: "Si te agarran del brazo, ya te vas". Y explicó: "No podemos cambiar al otro. Nosotros siempre pensamos que podemos cambiar a la gente. Decimos: 'Toma alcohol, pero bueno, me prometió que no lo va a hacer más'. Porque la persona que hace estas cosas después va de rodillas y te llora: 'Te juro que voy a cambiar, que te voy a tratar bien'. Y no te va a tratar bien. Por eso yo lo cuento y les digo a las mujeres que están en esta situación que hay que encontrar una luz y buscar ayuda".

SEGUÍ LEYENDO: