La cumbia no fue de las mejores presentaciones de Sol Pérez en la pista del Bailando, ya que hasta el BAR terminó quitándole un punto y obtuvo un total de apenas 15 unidades. Cuando ya se estaba despidiendo de Marcelo Tinelli, llegó un momento que nadie esperaba y que levantó la temperatura del estudio.

Es que la propia Sol reconoció que había ido a verla "un chico que se escondió" entre la tribuna. Rápidamente el conductor lo ubicó y comenzó a preguntarle sobre su relación con la ex chica del clima.

Él se presentó como un entrenador de fútbol de chicos en el club Ituzaingó y confesó que aún no era el novio de la modelo. "¿Cómo se conocieron?", le preguntó, curioso, Tinelli, con intenciones de saber más sobre su relación.

"Mi tío es el presidente de Ituzaingó. Empezamos a hablar porque un día vino acá a verme. Igual estamos hablando, no hubo nunca un beso, no salimos nunca todavía", reconoció Sol Pérez. Y confesó que un día rechazó una invitación de él porque estaba muy cansada y al día siguiente se tenía que levantar muy temprano para ir a trabajar, según sus palabras.

Como no podía ser de otra manera, inmediatamente Tinelli le propuso a Matías, tal es el nombre del joven, que se acercara al centro de la pista para besar a Sol.

"En mi vida tuve plata ni miedo", le dijo al oído al conductor, antes de encarar decidido la situación y darle un tierno beso a la participante.

"Si a ella le gusta, todo bien", coincidieron en señalar los padres sobre la relación en ciernes cuando Tinelli les consultó.

¿Habrá nacido una nueva pareja en el Bailando?

SEGUÍ LEYENDO