Después de seis meses sin club, Matías Defederico firmó contrato con un club en Arabia Saudita y jugará durante un año en en el Al Kawkab. El futbolista viaja el próximo sábado y Cinthia Fernández, su ex mujer y madre de sus tres hijas, no pudo evitar manifestar su bronca.

Esto se da justo después de que el jugador blanqueara su romance con Priscila Leskiw, pero la modelo asegura que eso no interfiere en su furia con su ex. "La verdad es que en mi casa está todo normal, igual que siempre, las ve la misma cantidad de veces. Ahora, si me preguntan a mí, yo vería a las nenas todos los días aunque sea un ratito, una hora, si me fuera un año. Después, cada uno actúa como quiere", aseveró Cinthia, quien hace un tiempo confirmó que está en pareja con Martín Baclini.

"Me van a salir a decir resentida, y no tiene nada que ver. Yo celebro que esté bien porque si bien no tenemos una buena relación, es el papá de mis hijas y celebro que se sienta feliz. Esto es aparte, no tiene nada que ver con que justo salió la noticia de que está en pareja, pero no tiene nada que ver", agregó la modelo que es madre de las mellizas Charis (4) y Bella, (4) y de Francesca (3), fruto de su relación con Defederico.

Cinthia hizo un descargo este martes en Involucrados, en el que contó cuestionó la actitud de su ex por no aprovechar su tiempo libre y ver a sus hijas sabiendo que estará afuera del país durante un año. "Ayer discutimos porque me pidió ver hoy a las nenas, pero le dije que iban a la casa de unas compañeritas, y que a la noche querría estar con ellas. Podría estar con ellas a la mañana. Yo, sin embargo, tengo que llamar a un remise que las lleve… Matías podría llevarlas a la casa de la compañerita, estar con ellas al menos dos o tres horitas", aseguró.

"Las nenas están de vacaciones y están todo el día en mi casa y trato de buscarles planes porque realmente trabajando muchísimo. Tengo dos trabajos paralelos, hago lo que puedo y recibo reclamos de que nunca estoy en mi casa. Quisiera estar más tiempo en mi casa, pero laburo para poder llevar las cosas que necesito para mantener a mis hijas. Porque sino no me alcanza", continuó.

"Y no reclamo algo. No estoy hablando de plata, de eso se encarga la Justicia porque me parece patético discutir estos temas en la televisión. Sí le reclamo presencia, porque si te vas un año, andá dos o tres horitas a verlas. No cuesta nada. Yo estoy bastante enojada con ese tema. Pero bueno, qué vamos a hacer. Cada uno duerme como quiere dormir", sostuvo Cinthia.

La modelo hizo hincapié en que su bronca es por las hijas, que extrañarán a su padre durante los 12 meses que esté viviendo en Arabia Saudita: "Me da pena por las nenas. Mi bronca es por mis hijas. Es un año y es mucho tiempo, en especial para una de ellas. Estaría bueno que recapacite, yo ya se lo pedí de forma privada".

Por último, le reprochó a Matías Defederico que solo ve a sus hijas los días que están establecidos en el régimen de visitas desde su separación. "Mañana va a ver a las nenas, pero hay que correrse un poco del régimen de visitas hasta el último día. ¿Se va un año y respeta el régimen de visitas dos días? Tendría que hacer un poquito más de esfuerzo. Ya sé que tiene cosas que hacer, igual no está trabajando y tiene bastante tiempo libre. Sé que tiene que hacer las valijas, pero las hijas son lo más importante que tiene en la vida. Qué se yo…", concluyó Cinthia Fernández.

SEGUÍ LEYENDO