Desde que semanas atrás dio cátedra sobre el sexo tántrico en PH, podemos hablar, el ciclo que conduce Andy Kusnetzoff por la pantallad de Telefe, Javier Milei casi que dejó de ser consultado por temas económicos para convertirse en toda una eminencia en lo que a la intimidad de las personas se refiere.

Por eso, invitado a Incorrectas, el ciclo que conduce Moria Casán por América, no sorprendió que el economista volviera a tener una suerte de show aparte con La One y su staff de panelistas.

"El matrimonio es una institución anacrónica. El concepto de 'hasta la muerte nos separe' es de cuando la gente vivía 25 años. Hoy eso cambió", arrancó, para luego referirse a qué lo atraía de una mujer.

"Yo evalúo si me siento cómodo o no. Lo físico tiene un rol importante, pero no se puede concentrar todo en una parte, la cabeza también es importante", disparó.

Claro que lo más jugoso de la charla llegó cuando el invitado hizo gala nuevamente acerca de sus conocimientos sobre el sexo tántrico. "Es el yoga sexual, una técnica que viene del oriente y reconoce a la mujer como la campeona del sexo", sentenció.

"El hombre tiene que mejorar, ponerse a la altura de la mujer. Se experimenta placer a partir del placer de la otra persona", agregó, acaparando la atención de todas las Incorrectas.

"Hay penetración, pero muy estática. El foco está más que nada en las miradas y en la conexión espiritual", detalló sobre el sexo tántrico "blanco", una de sus tres variantes.

Luego de detallar que el negro "es más físico" y el rojo, "más perverso, donde juega la dominación de la otra persona", continuó con su relato.

"Cuando conocés a una persona le tenés que explicar cómo funciona, porque sino las mujeres se frustran al ver que los hombres no eyaculan. En el tantra, aquél que eyacula en menos de 45 minutos es un precoz, yo eyaculo cada tres meses", se explayó, recordando aquella misma frase que lanzó en el programa de Andy y que tanta repercusión tuvo en su momento.

Sin embargo, eso no fue todo, y Milei se refirió luego al "mal vínculo" de los hombres con la masturbación.

"Como es algo que está mal visto, se apura el chico y lo hace muy rápido. Entonces eso hace que entrenes el efecto eyaculatorio de una forma violenta", se explayó.

Por último, el economista detalló cómo fue su debut sexual, a los 13 años. "Yo no levantaba ni arena en la playa y andaba con ganas. Entonces fui solo a un viejo sauna. Me subí al colectivo y toqué el timbre del lugar. Y bueno…", soltó, ante las carcajadas generales.

"¡Es lo más! Me lo imagino tocando el timbre para colocarla", concluyó Moria entre risas.

SEGUÍ LEYENDO: