Fue una semana complicada para Silvia Süller y que seguramente va a dejar una marca importante en su vida. Invitada al programa de Andy Kusnetzoff la rubia, antes de contar su experiencia pidió levantarse de la mesa porque se sentía mal.

Cuando la ex de Silvio Soldán se incorporó junto a los demás invitados el conductor le preguntó si estaba bien y le dijo que quizás la invitación había sido precipitada porque tendría que estar descansando. Sin dudarlo Silvia sacó de su cartera el diagnóstico médico para que le crean que lo que tuvo fue un infarto agudo del miocardio, y de ese modo despejar cualquier duda o rumor sobre el tema.

Ese fue el puntapié para que Süller hablara de su internación: "Estaba en casa me agarró un dolor de hombro muy fuerte, se me fue a la espalda, tomé un remedio y no pasaba, fui para un centro médico pasé por otro más cerca y me hicieron de todo. Fui de la Clinica Finochietto al Hospital Ramos Mejía. Ahí no me pudieron atender porque la máquina estaba rota y me mandaron al Hospital Argerich". Luego del cateterismo volvió al Hospital Ramos Mejía donde quedó internada hasta que ella misma decidió darse el alta.

"Creo que fue un infarto emocional, fue una acumulación de estrés de angustia de llanto y preocupación. Estaba al límite. El médico me dijo que reaccioné súper rápido. Me hicieron el cateterismo y me dieron el CD. Si no hubiese reaccionado mi corazón hubiese dejado de latir", explicó.

Tratando de no llorar Silvia continuó con su relato: "Me tengo que ocupar de mi. Creo que nací con una misión en la vida, dedicarme a la gente. Siempre me hizo mal que en diferentes países me amaran tanto y mis hijos no. Marilyn me vino a ver con su pareja, pero después no me llamó más. A Cristian -hijo que tuvo con Silvio Soldán– hace nueve años que no lo veo. Cuando mi hija estaba embarazada no le pude tocar la panza". En ese momento Silvia comenzó a temblar y a llorar.

Punto de Encuentro

Al inicio del programa hay una sección donde Andy hace varias preguntas a los invitados y los que tienen algo para decir pasan al frente. La pregunta fue puntual: ¿Sufriste castigo físico de parte de tus padres? y Süller contó su traumática experiencia: "Mis padres me pegaron muchísimo desde los 4 años. Las mamás no se quedaban como ahora. El primer día de jardín, me puse a llorar y cuando volví a mi casa mi papá me agarró con el cinto y quedé toda marcada. El primer hombre en golpearme en mi vida fue mi papá. Yo eso no lo olvido".

SEGUÍ LEYENDO: