Es una de las artistas más queridas de nuestro país. Por eso, su salud no solamente preocupa a su círculo íntimo sino también a la legión de seguidores que María Marta Serra Lima (72) tiene en nuestro país y en toda América Latina.

Desde Miami, la cantante y actriz se sinceró en comunicación con Infama y reconoció que el lunes deberá someterse a una intervención decisiva, de la cual dependerá que pueda seguir caminando o no.

"O me opero o no camino más, ésa es la verdad", disparó sin medias tintas la cantautora. "Estoy muy afectada hace ya mucho tiempo, años de años, pero esta vez me dio con todo. Y lo tengo que hacer, porque sino me va a costar la caminata. Me duele mucho, muchísimo", se sinceró.

"Ahora camino, pero lo hago ayudada con un caminador, porque sino estoy como renga. Tengo las piernas muy doloridas, es toda la parte lumbar, me agarró con todo", confesó María Marta.

"Yo digo que si me salvo de las intervenciones lo peor viene después, que es la rehabilitación, porque dicen que es eterna. Y depende también de uno, porque yo nunca hice ejercicios, soy una vaga terrible, pero voy a tener que hacer algo si quiero caminar pronto, y caminar cómoda y estar feliz, porque el dolor es una cosa muy fea", agregó.

"Tengo miedo, son operaciones muy difíciles, vi en Internet que es dificilísima y complicadísima, yo no tengo 15 años y uno siempre tiene miedo", reconoció, consultada sobre si le generaba algún temor tener que pasar por el quirófano.

"Yo soy una persona espiritual pero me ayudo sola cuando llego a un momento así, no pienso me va a ayudar Dios, digo me va a ayudar mi físico y la vida. Tengo ganas de vivir y de vivir bien, pero es la primera vez que tengo una operación tan seria y larga", expresó.

"Me dijeron que dura como ocho o nueve horas, por eso me la van a hacer en tres veces. Me da miedo que sea larga, y yo como vi cómo se hace se sufre", concluyó al respecto.

"Me tienen que arreglar la parte lumbar, y me tienen que poner esas placas que te meten con tornillos, tipo la de Ricardo Fort", explicó.

"No puedo trabajar en este estado, pero afortunadamente la voz mía está intacta, y la voy a seguir teniendo intacta", comentó sobre su posibilidad de seguir actuando.

"Hace 20 años que vengo aguantando estos dolores, pero ya no puedo más. Toda la vida dejé todo por cantar, pero esta vez me voy a ocupar de mí, porque entrar caminando con un bastón a un escenario es deprimente", se sinceró.

LEA MAS