Videollamadas con los abuelos y su terapista, tareas escolares y juegos: la cuarentena de Dieguito Fernando Maradona

En diálogo con Teleshow Verónica Ojeda contó cómo pasan el aislamiento ella y su hijo de siete años en su casa en Ezeiza

notero@infobae.com
infobae-image

Desde hace poco más de un mes miles de chicos de todo el territorio nacional dejaron de asistir a clases como principal medida para frenar el avance del coronavirus en el país. Cinco días más tarde, comenzó a regir la cuarentena obligatoria. En ese contexto los más pequeños de la casa, muchas veces sin llegar a comprender lo que realmente ocurre, tuvieron que cambiar abruptamente su rutina y adaptarse al aislamiento.

Dieguito Fernando, el hijo menor de Diego Maradona fruto de su relación con Verónica Ojeda, es uno de los tantos nenes que de un día para el otro dejó de asistir al colegio, a sus actividades, de ver a amiguitos y a abuelos.

“La está pasando bastante bien. Aveces aburrido, pero trato de que esté continuamente haciendo cosas. Estamos bien y haciendo lo que corresponde quedarnos en casa”, dijo la ex profesora de Educación Física a Teleshow. Es que como ella le explicó, él con sus siete años, entiende que estar en su hogar es lo mejor e incluso hizo un video que su mamá compartió en las redes sociales pidiendo a todos que no salieran.

Dieguito Fernando se sumó al "Yo me quedo en casa"


Aún desde casa, Dieguito continúa haciendo las tareas de la escuela que le mandan a diario las maestras y para no cortar con su tratamiento (tiene TEL, trastorno específico del lenguaje) se comunica con su terapista a través de videollamadas.

Otro punto difícil para los chicos fue de golpe dejar de ver a sus compañeritos y a sus familiares, por eso Verónica con las demás mamás del grado del pequeño organiza videollamadas, para que los amigos puedan hablar y por supuesto, de la misma forma se contacta a diario con sus abuelos maternos, que lo extrañan a montones.

(IG: @veruojeda25)
(IG: @veruojeda25)

Pero como es cuarentena y aún cumpliendo con las obligaciones hay tiempo extra, Dieguito juega mucho más con algunos juegos que tal vez antes había dejado a un lado. “Está haciendo muchas cosas, trato de que esté entretenido. Tiene siete años, es muy chiquito aún”. Incluso Ojeda compartió fotos de él pintando y ayudando a cocinar.

Entre juegos con su hijo y tareas escolares, ella está aprovechando su tiempo para hacer muchas cosas en su casa: “Arreglando, limpiando, pintando, arreglando el jardín, en fin, mil cosas que antes por tiempo no hacía, como le pasa a todos los que están en sus casas”.

(IG: @veruojeda25)
(IG: @veruojeda25)

Aunque está preocupada y con incertidumbre respecto a lo que pasará, trata de mantener la calma. Estar con su hijo ayuda a ver un futuro más esperanzador. “Todos estamos iguales. Ahora lo importante es la salud y que todos estemos bien. Cuidados y resguardados”, cerró.

Hace unos días, en diálogo con Intrusos había contado que desde que comenzó la cuarentena, Diego Maradona no se comunicó con su hijo: "Ni siquiera llamó. Pero bueno, él también tiene que estar en cuarentena, es una persona de riesgo, es mayor de edad y la verdad es que tiene que estar adentro. ¡Siempre lo estoy justificando!”.

Hay días que (Dieguito) me pregunta y me dice: ‘Mamá, llevame a ver a papá’. Es como que le quedó la imagen de que su él se quedó en México y me pide que nos tomamos un avión para verlo. Entonces yo le explico que su papá está trabajando y que en algún momento va a venir a verlo, pero que no deje de pensar en él y quererlo. Esto lo hablé con la psicóloga también, porque es un tema tratar de no generarle odio. Pero yo le tengo que decir la verdad: que el padre no está presente, pero que cuando venga lo abrace y lo bese, porque con todos sus defectos siempre va a ser su papá”, agregó.

SEGUÍ LEYENDO

Verónica Ojeda: “Gracias al Certificado Único de Discapacidad mi hijo tiene cubierto su tratamiento”

Por primera vez, Verónica Ojeda habló del tratamiento que recibe Dieguito Fernando y de la relación entre el nene y Maradona

Del flechazo de amor a un hijo que su papá casi no vio: la historia de Diego Maradona y Verónica Ojeda