“Gracias también a la gente que me escribe y me desea todo lo malo que se le puede desear a una persona. Ya sea hombre o mujer, cada uno es libre de opinar lo que piensa... Solo espero que nunca les pase lo que me pasó y que tengan algo bueno en su vida, porque las barbaridades que me escriben no se las deseo a nadie”, había escrito en sus redes sociales Viviana Benítez, ex niñera de los hijos de Pampita.

En diálogo con Teleshow explicó el porqué de sus dichos en las redes sociales y habló de su presente, a poco menos de un mes del escándalo con la ex jurado del Bailando y de la exposición mediática, luego de que realizara dos denuncias ante en la Justicia: una civil por supuesto “hostigamiento y maltrato psicológico”, y otra laboral por presuntas irregularidades, como el pago en negro de parte de su salario.

Viviana, que trabajó durante cinco años en la casa como niñera de Bautista, Beltrán y luego de Benicio contó que su descargo en Instagram tuvo que ver con que recibió “miles” de agresiones en las redes sociales: “Ya no tengo más nada que decir, si me dejara llevar por lo que dicen, ya tendría que estar muerta, pero no pasa nada, yo estoy tranquila”.


Actualmente y luego de haber abandonado su puesto en la casa de Barrio Parque de Ardohain a mediados de diciembre, Benítez está sin trabajo: “No busqué nada aún porque me voy de vacaciones, cuando vuelva veré qué hago” y agregó en referencia a los avances que puede llegar a haber en la Justicia: “Yo estoy muy bien, hasta febrero no hay nada más para hacer, solo esperar”.

Tras haber denunciado a Ardohain y haber ido a varios medios a contar su historia, la cara de Viviana se hizo conocida y la exposición mediática no fue fácil: “La primera semana no pude salir porque estaba muy mal anímicamente, pero ya estoy haciendo mi vida normal como siempre. Nadie me dijo nada en la calle pero en algunos lugares notaba que me miraban mucho, igual no pasó nada”.

La ahora ex niñera prefirió no brindar detalles sobre su presente, solo atinó a decir: “Ahora, dentro de todo estoy mejor”. Mientras, Carolina Ardohain está disfrutando de unos días de sol y playa en Punta del Este con sus tres hijos y su flamante marido, Roberto García Moritán.

Luego de hacer las pertinentes denuncias ante la Justicia, la ex empleada de la conductora había explicado en los medios: “Yo trabajaba cama adentro. No teníamos horarios. A veces me quedaba a trabajar los fines de semana, y trabaja a de lunes a lunes. Ella un día estaba bien, y al otro día te trataba como una basura”.

Además, aseguró que muchas veces había “insultos”: “Siempre nos agarraba a todas, pero como era yo la que estaba desde hacía más tiempo, se la agarraba conmigo. La (eventual) pareja que tenía en ese momento también se metía. Hubo muchas situaciones raras, porque a ella siempre se le perdía algo y te acusaba de robo, y después te pedía disculpas”.

Pampita en su momento también se refirió al tema: “Estoy muy sorprendida y muy angustiada por las falsas declaraciones de Vivi, y todas las sartas mentiras que se están diciendo. Gracias a Dios tengo muchísimo material de prueba. Nunca un hijo mío pudo verme maltratar a una empleada, contestar mal, porque es algo que no se permite en mi casa. Para mí es gravísimo; yo no lo hago”.

SEGUÍ LEYENDO