Thelma Fardin (Foto: Christian Heit)
Thelma Fardin (Foto: Christian Heit)

Dos tatuajes nuevos, un rol social que asumió con responsabilidad y dedicación, la espera de Justicia y desafíos laborales fueron algunos de los puntos del 2019 de Thelma Fardin. En el medio, aprender a encontrar el equilibrio entre la mujer de antes, la de siempre (previa a que se hiciera pública su denuncia contra Juan Darthés por violación) y la actual. El 2020 la recibió con un nuevo reto: hacer temporada por primera vez en Mar del Plata.

En diálogo con Teleshow habló sobre su personaje en Fuera de línea, su rol como militante, lo revictimizante y desgastante que es llevar un proceso judicial adelante y más con las particularidades de su caso, cuya causa se desarrolla en Nicaragua y con el acusado en Brasil y agradeció que su “reparación tuvo que ver con un proceso social”.


“Es la primera vez que voy a hacer temporada”, dijo entusiasmada y aseguró que “le divierte el folklore de Mar del Plata” ya que es un punto de encuentro con el público de todo el país, pero también para los actores: “Se da una cosa que en Buenos Aires con la vorágine no, hay micromomentos de charlar de la profesión, tomando mate en la playa... hay que ver en febrero, que vamos a estar re podridos de vernos la cara todos los días en el desayuno, pero es una linda experiencia”.

La comedia, que realiza de martes a domingo en el Teatro Provincial con Lili Popovich, Nico Reydel, Sebastián Fernández y Graciela Stefani se desarrolla en un colectivo “ese espacio donde uno se encuentra con gente de todas las generaciones, ideologías”. “Mi personaje es el que mas esta con las redes y tiene la edad que la felicidad es una receta, está presa de esa situación”, explicó.

Fuera de línea
Fuera de línea

A diferencia de Laura (la mujer que interpreta en el escenario) ella se define como una mujer que “va a fondo”: “Es un lindo desafío porque es el personaje mas distante que me tocó y el desafío de la comedia, en vacaciones la gente va esperando reírse”.

El 11 de diciembre del 2018 en una conferencia de Actrices Argentinas Thelma hizo pública la denuncia que radicó en Nicaragua por violación contra Juan Darthés por un hecho que habría ocurrido en el 2009 durante una gira de Patito Feo. A partir de aquel día nada volvió a ser igual, su cara se convirtió en sinónimo de lucha y ella pasó a ser referente.

La actriz hace su primera temporada en Mar del Plata (Foto: Christian Heit)
La actriz hace su primera temporada en Mar del Plata (Foto: Christian Heit)

Al ser consultada sobre las diferencias entre la Thelma de hace poco más de un año y medio y la de hoy, respondió para romper el hielo: “Tengo dos tatuajes nuevos”. Pero aquello no era solo un chiste y tiene un significado: “Uno es con mi mejor amiga, lo hicimos el día que se cumplió un año de que llegamos a Nicaragua porque fue un momento duro, de miedo. Es mi mejor amiga, como hermana, y elegimos ese día como símbolo que nos unió mas allá del vínculo” y destacó: “Mis amistades me apoyan y además comulgan con la causa, mis amistades tienen un rol que va mas allá de la amistad y son contenedoras de una situación que nos excede: quién sostiene a quien sostiene”.

A partir de su denuncia, inevitablemente tuvo un importante rol social y hasta se convirtió en referente de las mujeres. A pesar de que las cosas se fueron dando, hoy es consciente del lugar que ocupa y lo elije: “Me preparo, trato de estar a la altura, no es una carga pero sí una responsabilidad. Jamás me imaginé lo que iba a pasar, sí me había preparado para el peor escenario en cuanto a dónde me iban a colocar, a revictimizar y sentar en el banquillo, pero no el saldo positivo”.

La situación en un momento la “invadió” y hasta confiesa le “dio miedo" pensar en que tal vez no podría recuperar la normalidad en otras actividades como estar con sus amigos sin tener que hacer referencia a su caso o no poder encontrar los momentos para leer sobre teatro, ya que priorizó informarse sobre la temática de genero: “'¿Cómo se recuperan las otras partes de Thelma y de mi vida?' me preguntaba, y fue decantando el año y fui encontrando la manera de vivir y complementar la actriz que soy hace veinte años y la militante que me atraviesa tan profundamente y me apasiona también”.


El testimonio de Thelma en la conferencia de Actrices Argentinas tuvo un impacto tan grande que aumentaron exponencialmente los llamados de mujeres a la línea 144. La actriz, que acaba de debutar en Mar del Plata, no esperaba que sus palabras ayudaran a tantas mujeres, pero sí tenía la esperanza de poder sembrar algo en alguien: “Si esto sirve para que una persona se sienta apoyada, contenida, comprendida, valió la pena”.

“Todo el año pasado fue ver como había una onda expansiva que no se había terminado en este paréntesis de diciembre del 2018 sino que fue algo que creció y que yo decidí poner el cuerpo, fue sanador. Pero estaba la incertidumbre de no saber (qué pasaría con su caso ante la Justicia) los tiempos de la Justicia son una catástrofe si la sanación esta solo puesta ahí, es muy desgastante, yo tuve la fortuna de que mi reparación tuvo que ver con un proceso social”, agradeció aunque entiende que no todas las mujeres pueden encontrar allí su sanación.

"Jamás me imaginé lo que iba a pasar, sí me había preparado para el peor escenario en cuanto a dónde me iban a colocar, a revictimizar y sentar en el banquillo, pero no el saldo positivo”, dijo sobre su denuncia contra Juan Darthés (Foto: Christian Heit)

La actriz insistió con que es “desgastante” tener que estar pendiente del teléfono y no saber qué podría pasar: “Son días de no saber, de presentar pericias, desde lo técnico es agotador. Querés tener alguna noticia para hacer un proceso, o tirarte a llorar porque no te dieron bola o ver qué sigue. Hay casi una trampa donde el sistema te obliga a meterte como parte y ser parte de un sistema que no sé hasta donde es justo, entender esa lógica es sanador”.

"Si esto sirve para que una persona se sienta apoyada, contenida, comprendida, valió la pena", aseguró a Teleshow (Foto: Christian Heit)

—¿Creés que en tu caso habrá Justicia?

— Es difícil, hasta acá ya salí de la regla, lamentablemente voy a las estadísticas, porque eso es lo que quiero cambiar, es difícil que se avance porque los estándares probatorios no están a la altura de como se tienen que investigar este tipo de delitos, porque son muy pocos los casos que obtienen Justicia. Además en mi caso esta la particularidad la dificultad de que tramita en Nicaragua y de que a quién denuncio se pudo refugiar en Brasil, entiendo, esta bien que los países tengan sus vericuetos para extraditar a una persona. Vivimos en este Estado de derecho y tenemos que ver de qué manera conseguir lo mas cercano a la Justicia, se ha dado un avance mas grande de lo que imaginé el día que tomé el avión a Nicaragua y no sé hasta qué punto me dé el cuerpo para perseguir la Justicia... si tengo que viajar a Brasil, si tengo que postergar la vida en pos de seguir avanzando, yo estoy a disposición".

SEGUÍ LEYENDO