Quién es este nene, hoy conocido por su apodo, que a los 14 debutó en el programa de Carlitos Balá

Desde muy chico supo que lo suyo eran la actuación y la magia, incluso le hacía trucos a sus compañeros de escuela durante los recreos

notero@infobae.com
infobae-image

A los ocho años su abuela le hizo un regalo que lo cambió para siempre: un juguete de magia. A partir de ese momento el niño, a quien desde siempre le gustaba actuar, descubrió su vocación.

Su nombre real es Pablo Cabaleiro, pero se hizo conocido como “El Mago sin Dientes” en el 2009 cuando en medio de una cámara oculta para el ciclo Pasión de Sábado, Ricky Maravilla se enojó y le pegó una trompada en la cara, quitándole un diente. En diálogo con Teleshow, compartió sus fotos de la infancia y recuerdos.

infobae-image

Toda su vida, incluso hoy, el artista de 37 años vivió en Avellaneda. “Toda mi niñéz, adolescencia y actualmente sigo ahí”, dijo e incluso tiene en la ciudad del sur del Gran Buenos Aires su escuela de magia. Al resumir sus días de niño, aseguró: “Tuve una infancia muy feliz, vivía con mi mamá y mi papá”. En la casa nunca hubo mascotas como perros y gatos aunque sí aves: tuvieron pajaritos y una paloma.

A la hora de comer, como a la mayoría de los chicos, él prefería las milanesas con puré y su postre favorito eran las bananas con crema, aunque si de golosinas habla, en su ranking lideraban los alfajores de chocolate.

Desde siempre su entretenimiento fue actuar y de niño incorporó el ilusionismo a su pasión: “Ya de chiquito jugaba con trucos de magia , y actuaba en los recreos y actos del colegio. Fue mi hobby desde los ocho años cuando mi abuela me regaló mi primer juguete de magia”.

infobae-image

Sus primeros espectadores fueron sus familiares y luego sus amigos del barrio y compañeros del colegio San Martín, en el centro de Avellaneda donde fue toda su etapa escolar, desde el jardín de infantes hasta la secundaria: “Tengo los mejores recuerdos de los chicos de mi clases y de la formación y educación que me dieron”.

Pero en un momento de su vida, aún niño o adolescente, decidió que lo suyo no era entretener solo a sus conocidos, sino también al público en general y empezó a hacer shows de magia hasta que a los 14 cumplió su sueño: “¡Debuté en televisión con Carlitos Bala en ATC!”.

Pablo recordó que aquel casting lo hizo acompañado por su mamá a la salida del colegio: “Fue la mejor experiencia, fui al programa y quedé y después empecé a ir cada dos días a hacer magia en el programa de ATC.”

“Desde ese momento me gustaba mostrar lo que hacía, el ciclo tenía audiencia, así que era llegar al día siguiente a la escuela y que me preguntaran. En el colegio querían que les hiciera el truco que había hecho con Balá, me pedían fotos, en esa época las cámaras eran a rollo, y autógrafos. Me acuerdo de firmar los cuadernos de mis compañeros”, cerró Pablo, sobre sus primeros pasos en la televisión y en la magia, aún siendo niño.

SEGUÍ LEYENDO

Hija de una actriz y de un periodista, pasaba sus veranos en Mar del Plata, sus domingos en el Italpark y soñaba con ser Farrah Fawcett

Belu Lucius: “En la escuela me hacían bullying: me decían gorda, nerd, fea”

“¿Sabés lo que es irte a dormir con miedo a ir al infierno?”, la dura infancia de Kate Rodríguez, entre un barrio marginal y padres ultra religiosos

Un tráiler como casa, colegio nuevo cada 15 días y una historia de amor a todo o nada: la infancia nómade de Flavio Mendoza

La emoción de Candela Vetrano al recordar la llegada de sus hermanas: “Iba a la Iglesia y pedía tanto un hermanito, que vinieron dos”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos