Valeria Lynch será abuela por primera vez
Valeria Lynch será abuela por primera vez

Contenta y a punto de un recital para presentar su nuevo disco, Valeria Lynch es una de las pocas artistas populares que jamás pierde vigencia. Genera proyectos, saca nuevos temas o reversiones sus clásicos, mezcla géneros y se da el gusto de hacer trabajos logrados como actriz, como cuando el año pasado interpretó a la legendaria Norma Desmond en el musical Sunset Bulevard, haciendo el personaje que en Broadway lució la mismísima Glenn Close. Pero la querida cantante festeja el mayor de los logros: será abuela.

"Seré la tía Val", bromea a propósito del inminente abuelazgo. Es que en realidad la coquetería puede jugar con el humor, pero ella está radiante. Su hijo mayor, Federico, de 40 años, será padre por primera vez. La cantante estuvo en pareja con el empresario Héctor Cavallero entre 1976 y 1995 y juntos tuvieron a Federico y a Santiago.

Desde 2008 Valeria está en pareja con el músico brasileño Cau Bornes, y desde entonces también es mamá de Tays, la hija que él tuvo con la cantante folclórica Tamara Castro, quien falleció en un accidente automovilístico. "Siempre dije que era su mamá del corazón -confiesa la creadora del hit Mentira- pero alguien en las redes me dijo que yo soy la mamá, y así me siento. Esa chica me cambió la vida, ya tiene 17 años, es la hija mujer que no tuve".

Valeria Lynch se prepara para una presentación en La Trastienda el 1 de septiembre, cuando presente su nuevo material, Rompecabezas, las versiones rockeadas de sus propios hits. Antes hizo Extraña dama del rock, versionando grandes clásicos del rock nacional junto a referentes como León Gieco.

Pero la noticia de su pronto abuelazgo la tiene feliz. "Todavía no sabemos el sexo, porque en la ecografía el bebé apareció con las piernas cruzadas", cuenta la cantante que acaba de terminar su participación en el certamen de talentos Genios de la Argentina, en el que ganó Gisela Lepío, una de sus alumnas de sus 17 escuelas de canto.

Pisando bien fuerte el escenario, aunque en verdad se tratara de un estudio televisivo, Valeria vino caminando desde el fondo, abriéndose camino entre las bailarinas. Pero sin notarlo una de ellas, de espaldas, terminó golpeando con fuerza ala cantante al echarse hacia atrás. ¿La reacción de la artista? ¡A puro oficio! Con el brazo derecho amortiguó el impacto y prosiguió con su camino -y con la canción- como si nada hubiera pasado.

El momento fue imperceptible para la mayoría de los televidentes, pero no en las redes sociales, que se hicieron eco de la circunstancia. Hasta Florencia Peña tuiteó al respecto, bromeando con un comentario de La Barby: "Casi noquean a Valeria", escribió la columnista de La Negra Vernaci en Radio Pop, recibiendo la carcajada (en clave de onomatopeya) de la flamante jurado del Súper Bailando.

Cientos de miles más (convirtiendo a Valeria Lynch en tendencia) terminaron destacando en las redes el gesto de la cantante -apenas si se movió con el golpe-, actuando como una caja de resonancia. Y convirtiéndolo en el primer blooper del programa que alcanzó la fama tres décadas atrás con… los famosos bloopers, justamente. Que al fin, ¡no podían faltar! Y esta noche estuvieron de la mano de Vale.

SEGUÍ LEYENDO