La caída de Ana Rosenfeld mientras bailaba el vals con Fabián Doman (Video: Teleshow)

Ana Rosenfeld protagonizó un divertido blooper en la fiesta de Fabián Doman y María Laura de Lillo. El periodista y la empresaria celebraron su unión civil convivencial este viernes al mediodía en un salón del Hotel Alvear junto a 70 invitados.

Entre los amigos y familiares de la pareja, se destacó la abogada que asistió con su marido. Ya había estado por la mañana en el Registro Civil de la calle Uruguay y luego pasó por su casa a cambiarse el look y asistió a la fiesta.

A la hora del vals, Fabián y María Laura abrieron la pista al ritmo de un clásico tema. Cuando intercambiaron las parejas, Rosenfeld se acercó para sacar a bailar al conductor de Intratables, que la tomó por la cintura y siguió el ritmo. Sin embargo, después de unos pasos, la abogada cayó al piso.

Entre risas, y siempre con su mejor humor, se levantó y siguió bailando. "Es mi cuarta caída en casamientos, ¡pero les traigo suerte a los que se casan!", advirtió Ana a Teleshow, y bromeó al asegurar que cae "como una gacela".

La abogada ya había protagonizado el mismo blooper -aunque no mientras bailaba- en las bodas de Cinthia Fernández, Miguel Ángel Pierri y el de una amiga suya.

El momento de la caída de Ana Rosenfeld mientras bailaba el vals con Fabián Doman
El momento de la caída de Ana Rosenfeld mientras bailaba el vals con Fabián Doman

El baile siguió y Fernando Burlando, que también estaba invitado junto a su pareja Barby Franco, invitó a bailar a su socia Ana Rosenfeld y bromeó sobre el modo en que Fabián Doman tomó a la abogada. "La diferencia del bailarín está en dónde tomás a la dama. A mí no se me va a caer", explicó el letrado a Teleshow, que también demostró frente a las cámaras cómo lo hizo.

Más tarde, el novio pidió revancha y sacó a bailar otra vez a Rosenfeld. Tomándola más fuerte y dando pasos firmes, la abogada y el periodista lograron terminar su performance en la pista.

Mientras analizaban si se casaban o no, Fabián Doman y María Laura de Lillo tardaron casi cinco meses para decidir qué trámite realizarían. "Estábamos buscando la forma de proteger a nuestros hijos y esta fue la manera", aseguró el periodista en un móvil con Nosotros a la mañana, mientras que su mujer agregó: "Es específicamente afectiva. No hay bienes involucrados".

Para la unión que celebraron este viernes, la empresaria lució un vestido sirena con tul, bordado de flores, color nude sin mangas y una estola color lila. Doman, por su parte, vistió un traje de tres piezas y lució un detalle del boutonier en el saco.

SEGUÍ LEYENDO