Ambiguo, políticamente incorrecto y reivindicado por las nuevas generaciones: Raphael cumple 76 años y sigue siendo aquel

Raphael en Viña del Mar en febrero de este año (Foto: Claudio Reyes / AFP)
Raphael en Viña del Mar en febrero de este año (Foto: Claudio Reyes / AFP)

Raphael siempre cumple 23 años y este 5 de mayo no es la excepción. Aunque Miguel Rafael Martos Sánchez haya nacido en 1943 y el calendario le ordene soplar 76 velitas. Como él mismo dice, siempre ha hecho lo que le dio la gana, desde viajar siendo un niño para representar a España en los festivales europeos, hasta colarse en los cabarets para cantar entre borrachos y prostitutas. Este español de Linares, que dice que el reggaetón es "poquita cosa", pero que si él lo hiciera lo haría como nadie, se lleva por delante lo que venga y su sistema operativo se actualiza con la rapidez de un teléfono celular último modelo.

Si Philips se pronuncia "Fílips", entonces que Rafael se escriba "Raphael", pensó, y a los 16 años con la ayuda de un manager y un compositor decidió llevarse el mundo por delante. Lo que siguió fue éxito, fama y fortuna en Europa, Latinoamérica, Estados Unidos. Tan cosmopolita quiso ser que aunque era oriundo de Jaén, hablaba como madrileño y cantaba como argentino. La "c" y la "z" se hicieron "s" en sus canciones y ya nadie supo bien de dónde venía ese acento.

Con esa fórmula vendió tantos long plays que además del de oro y el de platino, le dieron el Disco de Uranio, por haber superado los 50 millones de copias vendidas. Hoy tiene más de medio millón de suscriptores en Spotify y su último single publicado hace menos de una semana suma 15 mil reproducciones, nada mal para un artista que comenzó editando vinilos en la década del sesenta. Renovarse para él es esencial y RESinphónico, su último trabajo, es la mejor muestra de ello, con trece clásicos grabados en plan sinfónico-electrónico, con un sonido súper actual y la elegancia de lo que nunca pasa de moda. Los estudios Abbey Road, en Londres, y el joven productor Lucas Vidal le terminaron de dar el toque.

(Video: Raphael grabando RESinphónico / Youtube)

"Este tío es indie, se ha desmarcado toda la vida", decía un joven entrevistado durante el festival español de música alternativa Sonorama 2014, edición para la que fue convocado Raphael como plato fuerte (y exótico). Al año siguiente, Alex de la Iglesia lo dirigió en cine y Raphael volvió a la pantalla grande después de décadas de ausencia (había hecho varios films durante las décadas del 60 y 70).

La película Mi gran noche (2015) lo terminó de acercar a los más jóvenes y él se sintió a gusto en este nuevo rol. Como le dijo a la prensa de su país en ese entonces: "Indie, de independiente, si no he entendido mal. Que es lo que yo he sido toda mi vida, desde que terminó mi primer contrato de discos, que era leonino. He hecho siempre lo que he querido".

(Video: Raphael en el tráiler de Mi gran noche / Youtube)

Su matrimonio con Natalia Figueroa

Nadie supo cuando Raphael y su novia de sangre azul iban a casarse. Estaban en pareja desde hacía un tiempo y él, hijo de albañil y ama de casa, tuvo que convencer a su suegro de que era un buen partido. Natalia Figueroa era una joven periodista, talentosa, moderna y con título de nobleza. Hija del marqués de Santo Floro y nieta del conde de Romanone, la novia fue cómplice del engaño y estuvo de acuerdo en entregar a cada uno de los cien invitados, un ticket de avión sin destino.

Los jóvenes sabían que las fans del novio, al igual que la prensa, no iban a dejarlos en paz. Así fue que terminaron novios e invitados en Venecia, casi como en un casamiento sorpresa. Finalmente algunos periodistas cayeron, era inevitable, y ellos fueron de lo más amables. La poca prensa presente fue invitada al banquete y a sacar algunas fotos. Esa buena relación con el periodismo se mantendría a través de los años. También el perfil bajo de la pareja, que con tres hijos y ocho nietos nunca fue foco de ningún escándalo.

Aun cuando se barajó que Raphael fuera homosexual, basándose en sus canciones "Digan lo que digan" o "Qué sabe nadie", ellos se lo tomaron con mucha soltura. El artista le dijo a la revista española Vanity Fair, en una entrevista acerca de los rumores: "Como nunca ha sido verdad, me pasa de largo. Pero estoy muy a favor de todos los movimientos estos que hay y ellos lo saben muy bien. No soy ambiguo en ese sentido, apoyo esta clase de colectivos, pero yo no pertenezco a ellos. Lo veo normalísimo, pero a mí me pasa de lado".

(Video: "Digan lo que Digan" – Raphael (1968) / Youtube)

Volver a nacer

Si Raphael ya tiene algo raro con los cumpleaños con eso de que no cumple más de 23, el haber estado cerca de la muerte le suma otro conflicto al asunto. El artista había sido una joven víctima de la hepatitis B, enfermedad que derivó en un problema hepático crónico que se complicó con la ingesta excesiva de alcohol. Según contó en algunos reportajes, descubrió la bebida de grande, como un buen aliado para conciliar el sueño. Pero lo que lo ayudaba a dormir, lo estaba matando.

Las consecuencias fueron irreversibles y debió entrar en lista de espera por un trasplante de hígado. "Llamaron a mi mujer y yo me encerré en el baño, es que es un momento muy delicado", le dijo a Pablo Motos, el conductor del popular late night show español El Hormiguero, en 2016, cuando éste le preguntó por el momento en que le avisaron que había un hígado para él y que ya podían realizarle el trasplante.

El cantante Raphael cumple 76 años, aunque él asegura que siempre cumple 23
El cantante Raphael cumple 76 años, aunque él asegura que siempre cumple 23

"Ahí decides lo que quieres de tu vida, si quieres irte ya o qué. Yo tengo un espejo interior que es el que decide. En ese momento yo ya no podía caminar, estaba la cosa muy en el límite…", continuó y cerró con un caprichoso "¡Ay, pero cambia ya de tema!". Es que al cantante la melancolía no se le da nada bien y después de esa intervención no hizo más que mejorar.

P´alante

"Hay muchas formas de jubilarse, yo indudablemente un día me levantaré y diré 'hasta aquí', pero seguiré en esto. A lo mejor ya no canto, pero seguiré en esto. Ser nostálgico es perder un poquito el tiempo… Cuando se es muy mayor recordar los momentos bonitos que has tenido en la vida, bien, pero la gente que está todo el día hablando del pasado no hace nada en el presente y menos en el futuro", dijo en el programa La Mañana de TVE en septiembre de 2017 y es que Raphael va, como a él le gusta decir, "p´alante".

En política se ha pronunciado a favor del Partido Popular (PP) y ha sabido mostrarse indulgente con el fallecido dictador español Francisco Franco, ya que se dice que María del Carmen Polo, su esposa, era admiradora suya. En una entrevista para El País de Madrid le preguntaron si seguía conservando una foto firmada por Franco y Raphael respondió sin complejos: "Nunca la he tenido. He vivido la vida y la España que me ha tocado vivir en cada momento. Y creo que le gustaba más bien a la señora. Pero por cómo cantaba, nada más. Como a la mitad de los españoles".

Los años lo acercaron al Partido Socialista (PSOE), ya que su consuegro José Bono, es político y milita allí. Raphael reconoció que se llevan muy bien y que no tuvo que ponerse "más socialdemócrata" porque él es como es. "Que estemos acertados al elegir a quiénes nos gustaría que nos gobernasen. Que gane el más conveniente para todos", escribió en su cuenta de Instagram el domingo pasado, durante las elecciones en su país. Los comicios finalmente los ganó el PSOE, pero Raphael tiene claro que el español que siempre gana, sin partidos políticos ni banderas, es él.

(Video: Raphael en Eurovisión, en 1966, cantando "Yo soy aquel" / Youtube)

SEGUÍ LEYENDO

Agujas, ginebra y un ángel negro: cómo fueron las últimas horas de Luca Prodan

"La dicha en movimiento", el disco de Los Twist que le puso música a la democracia

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos