Joaquín y Lucía Galán, Patricia Sosa y Valeria Lynch, antes de la primera emisión de “Genios de la Argentina” (Instagram)
Joaquín y Lucía Galán, Patricia Sosa y Valeria Lynch, antes de la primera emisión de “Genios de la Argentina” (Instagram)

La foto arribando al aeropuerto de la provincia de Santiago del Estero permitió comprobar cómo mejoró la relación entre Patricia Sosa y Valeria Lynch, después del tiempo en el que estuvieron distanciadas. La convocatoria de Marcelo Tinelli para que ambas sean parte del jurado -junto a Lucía y Joaquín Galán– del nuevo formato Genios de la Argentina, en ShowMatch, sirvió para lograr un reencuentro entre dos de las cantantes más importantes del país, quienes además cultivaron durante años una amistad fraterna.

El distanciamiento entre las artistas fue después de la fiesta de 15 años de Thays, la hija del corazón de Valeria. Como un teléfono descompuesto una llamó a la otra, la otra no atendió por urgencias personales; una se sintió ofendida y la otra, a su vez, se ofendió también. Pero ahora lograron olvidar sus diferencias, luego del reencuentro por el debut de la temporada de los 30 años de Tinelli en la televisión, en el que cantaron junto a otras 15 colegas.

En el avión, Valeria se sentó junto a Lucía Galán. Inclusive la hermana de Joaquín subió un video divertido en Instagram comentándole a su compañera el episodio en el cual una bailarina le dio un codazo en la apertura de ShowMatch. Pero al llegar a Santiago del Estero la foto de los cuatro jurados selló, de algún modo, la paz entre Patricia y Valeria, quienes para ese entonces ya habían tenido sus charlas y acercamientos previos.

Patricia Sosa y Valeria Lynch, en “ShowMatch”: Tinelli las convocó para que evalúen a los nuevos talentos (Fotos: LaFlia)
Patricia Sosa y Valeria Lynch, en “ShowMatch”: Tinelli las convocó para que evalúen a los nuevos talentos (Fotos: LaFlia)

"Con Valeria solamente cambiamos WhatsApp. Ella me mandó un mensaje muy lindo diciendo que 'la amistad de tantos años no se podía quebrar'", había contado hace algún tiempo Patricia. Pero antes, en diálogo con Tomás Dente en Vino para vos (KZO), se había referido a los tiempos de enemistad: "Yo no me peleé con nadie, me enteré por la televisión que ella estaba enojada. Nosotras nos conocemos muchísimo y vamos a charlarlo". Consultada sobre cómo imaginaba ese reencuentro, Sosa adelantó: "Vamos a tomar unos mates porque los cantantes no tomamos café, y le voy a le voy a preguntar: '¿Me podés explicar qué te pasa?'. Y  en el medio, vamos a charlar de otras cosas…".

El conflicto con Valeria comenzó cuando la cantante de La extraña dama dijo que no la había llamado "nadie" por su último disco, y luego habló de su colega: "Eramos amigas y no sé por qué se fue desgastando la relación". La reflexión de Patricia fue bien distinta: "Cuando uno se acompaña en momentos difíciles, tiene que haber algo grave para decir 'esto se terminó'. Para mí la amistad tiene un peso muy valioso".

"Me cayó muy feo que Valeria, a la que conozco hace tantos años y con la que hemos sido amigas… y pongo esto en pasado porque ella lo puso en pasado, 'eramos'. Le mandé un mensaje y le puse: 'Si tenés algo en mi contra, lo que tenés que hacer es llamarme por teléfono'. La vida no es pública, la vida es privada. Le dije: 'Me tenés que decir qué es lo que está tan mal porque sinceramente no lo sé'".

El año pasado se produjo un inesperado abrazo entre las cantantes cuando compartieron la emotiva noche ViveRo, el espectáculo del Teatro Gran Rex en el que Cris Morena homenajeó a su hija, Romina Yan. Allí, Valeria y Patricia se cruzaron en el escenario, y se saludaron con afecto.

El inesperado abrazo de Valeria Lynch y Patricia Sosa, en el Gran Rex

Ese acercamiento se extendió luego en la convocatoria del programa de Marcelo Tinelli -como antes lo fue otra producción suya, el Soñando por cantar, que conducía Mariano Iúdica-, les permite afianzar una relación en el fondo inquebrantable.

SEGUÍ LEYENDO