Lo que no se vio de los Martín Fierro de Radio

Poca gente y buena comida fue el resumen de la entrega de premios a la producción 2017/2018

(Christian Bochichio)
(Christian Bochichio)

La entrega de los Martín Fierro de Radio tuvo lugar un día después de lo previsto, ya que estaba pautada para el domingo pero se pospuso por el partido que finalmente se suspendió entre River y Boca por la Copa Libertadores. Así que todos los invitados al Salón Libertador del Sheraton Hotel tuvieron que reprogramar su agenda a último momento. Y esto hizo que muchos de ellos no llegaran a tiempo….

Sillas vacías. La trasmisión por Net TV, prevista para las 21, arrancó a las 20:30. Y, aunque los productores se encargaron de apurar a los presentes para que ocuparan sus lugares, la realidad es que durante la primera media hora los asientos cercanos al escenario y destinados a las personalidades más importantes, estaban prácticamente sin ocupar.

El menú. A diferencia de otras entregas, dónde por lo general suele haber quejas con respecto a la comida, este año todo el mundo elogió el menú. La entrada fue mozzarella burrata, salmón ahumado, mix de tomates asados, pesto de albahaca y polvo de olivas. El plato principal estuvo compuesto por ojo de bife cocido a baja temperatura, cremoso de calabaza especiada, terrina de panceta y papas. De postre se sirvió tatín de manzanas caramelizadas, frutos rojos, ganache de chocolate y crema helada de vainilla.

La mesa de los grandes. Pinky y Cacho Fontana compartieron la misma mesa. Y, obviamente, no dejaron de recibir saludos y de sacarse fotos en toda la noche. Uno de los grandes referentes de la radio que se acercó a felicitarlos fue Héctor Larrea, encargado de homenajearlos en el escenario. Al verlos a los tres juntos, Mauro Viale no pudo menos que apretar sus manos en señal de admiración.

¿Se equivocó? Aunque le quedaba pintado, muchos coincidieron en que Carolina Pampita Ardohain le erró al elegir un vestido dorado para la ceremonia, que se pegaba con el fondo de la escenografía y, por momentos, la hacía parecer una estatuilla más…

(Christian Bochichio)
(Christian Bochichio)

Descontrolados. Los invitados de la mesa de Radio Mitre estaban tan contentos con la posibilidad de llevarse una estatuilla, que hicieron papel picado con las revistas de APTRA y lo lanzaron al aire al recibir su Martín Fierro. ¿El resultado? Su sector quedó completamente sucio y desordenado.

Coquetísima. Espléndida, aún en su silla de ruedas, Pinky hizo gala de su coquetería. Y, en cada corte, aprovechó para sacar su polvera y retocar el rouge de sus labios. Una diva.

Toco y me voy. Apenas terminó con la conducción de la alfombra roja, Luciana Salazar pasó por su mesa para tomar un vaso de agua e, inmediatamente, se fue aduciendo que tenía otros compromisos. ¡Y sin probar ni un bocado!

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

La más fotografiada. Muy solicitada estuvo Sol Pérez, que no paró de posar para selfies en toda la noche. De hecho, cuando la Chica del Clima estaba dando notas en la sala de prensa, hizo su ingreso Jonatan Viale y su equipo de Viale 910 y se la llevaron "de prepo" para sumarla a la foto grupal del programa.

(Christian Bochichio)
(Christian Bochichio)

¿Aburrido? Uno de los celebrities invitados fue Ramiro Bueno, el hijo de Rodrigo. El joven estaba feliz de participar por primera vez de una entrega de premios Martín Fierro, pero ni él ni su novia parecieron divertirse mucho viendo desfilar a los ganadores.

Emocionada. Marina Calabró no pudo evitar las lágrimas durante el homenaje a Pinky y Cacho Fontana, durante el cual Larrea hizo referencia también a su padre, Juan Carlos Calabró. Y buscó contención en los brazos de su novio, Martín Albrecht, que no la dejó sola en ningún momento.

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

El gran misterio. La pregunta de la noche era si Luis Ventura iba a seguir o no al frente de APTRA después de este premiación. Finalmente, se supo que, después de su renuncia indeclinable en Twitter, el periodista reflexionó y decidió seguir hasta terminar su mandato, en diciembre de 2019.

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

Por Nancy Duré. 

SEGUÍ LEYENDO