Ficción y realidad: dos caminos que transitan de manera paralela por universos distintos, y que sin embargo suelen cruzarse. Es por eso que existen puntos en común entre Noah y el actor que lo interpreta en el filme Solo el amorFranco Masini. Son jóvenes y van detrás de sus sueños, hasta que los concretan. Entonces surge la fama, con sus sinsabores: el disfrute pero también las presiones que muchas veces atentan contr el artista.

Y hay algo más en común. Porque Masini, en su primer protagónico en la pantalla grande, no solo se permitió componer parte de la banda de sonido de la película, sino que también —como le adelanta a Teleshowse lanzará como cantante. Ese era el gran sueño que pudo concretar Noah. ¿También lo hará Franco? Para comprobarlo, habrá que esperar un poco…

—¿Qué es Solo el amor?

—Trata la historia de Noah, mi personaje, un cantante que sueña con ser un músico muy reconocido y poder transmitir un mensaje a través de la música. En el camino se enamora de una chica completamente opuesta a él: abogada, estructurada. Él: músico, despojado, relajado. Solo el amor muestra el camino de un cantante que compone en un garaje, no lo ve nadie, ¡y de repente termina actuando en un estadio!

El tráiler de "Solo el amor", con Franco Masini

—¿Quiénes te acompañan?

Yamila Saud en el rol de la abogada, mi novia. El resto del elenco es bastante joven: Victorio D'Alessandro, Facu Gambandé, Bautista Lena, Andrea Frigerio, que hace de mánager manipuladora, y Gerardo Romano, el papá de Yamila. La música es muy importante…

—¿Cómo se lleva tu personaje con el éxito?

—Lo interesante de la película es justamente eso: muestra cómo uno va creciendo y tiene que manejar el tema de la fama. En el caso de Noah, él no la puede manejar y se mantiene muy fiel a su esencia. Tiene una mánager que quiere cambiarlo, y él le dice: "Si yo no voy con mi banda de toda la vida, no voy".

—La película tiene una estética muy original.

—La historia trascurre como si fuera un gran video musical. Muestra mucho el lado B de la música. La dirigen Andy Caballero y Diego Corsini. El primero es director de videoclips, y por eso incorporó esa cosa medio loca, e imágenes raras…

—¿Qué rol juega la música?

—Es el 70 por ciento.Tiene muchas canciones, y ahora apareció un disco que está en todas las plataformas digitales. Es como la banda sonora de la peli, y por suerte me dieron la libertad de poder aportar lo mío, componer. Obviamente que hay otros dos compositores: uno es Noel Shajris, que hizo la cortina principal.

—En la película tu personaje sufre muchas presiones. Comparándola con tu vida real, ¿cómo vivís esa doble versión?

—El personaje tiene muchas presiones en el día a día, más cuando está expuesto; y yo también. Uno tiene que mirar para adentro, ser fiel a sus valores y no dejarse llevar por un momento de éxito. Tener claro que la fama es algo efímero, que un día está y otro, no.

—¿Cómo manejás la demanda de las fans?

—La manejo bien. Está bueno cuando por voy por la calle y me piden una foto o me reconocen por algún trabajo. Lo siento súper positivo. Siempre intento devolverle ese cariño a la gente.

—¿Sentís que las mujeres están más osadas? Por ejemplo, si una chica te escribe a tu teléfono celular y te pone: "Hola Franco, soy Ema, quiero verte", ¿qué hacés?

—Primero, me resulta un poco raro si no la conozco; ahí probablemente no lo conteste. Para tener la chance de poder hablar con alguien tengo que conocer a la otra persona. No es que de la nada me cae un mensaje tipo: "Franco, ¿estás para tomar un café?".

—¿Nunca te llegó un mensaje similar?

—A veces me pasa… Pero no puedo contestar porque no la conozco. Me pregunto de dónde sacaron mi número.

Franco Masini, en los estudios de Infobae para su encuentro con Teleshow
Franco Masini, en los estudios de Infobae para su encuentro con Teleshow

—En lo personal, ¿qué mensaje te dejó este trabajo en Solo el amor?

—Que si uno tiene un sueño o un objetivo no debe cansarse hasta conseguirlo. Debe intentarlo de todas formas. También hay mucha gente que tiene una pasión, y la tiene oculta: no se anima, o dice que no por miedo al fracaso o al ridículo. Esta es una profesión complicada. Hay momentos en que hacés un éxito y después, un fracaso. Uno tiene que asumir el riesgo de decir: "No me importa nada", y entrar en acción.

—¿Cómo sigue tu 2019?

—Estoy grabando una tira que se llama Campanas en la noche, en Telefe, junto a Esteban Lamothe, Federico Amador, Calu Rivero y Eugenia Tobal. Va a salir a principios del año que viene. Es una novela policial de 80 capítulos. Una historia que trata temas bastante polémicos.

—¿Qué hacés cuando no trabajás?

—Si tengo un bache voy al cine todas las semanas. Me gusta mucho leer. Y ahora estoy componiendo. En los momentos en que tengo un rato libre, escribo una historia o tiro una melodía.

—¿Se viene como un Franco Masini cantante?.

—Podría llegar a ser… Sí, el año que viene quiero empezar a sacar temas propios.

Franco Masini cantando un clásico de Luis Miguel, "La chica del bikini azul"

SEGUÍ LEYENDO