Desde mucho antes que saltara a la fama y se consagrara como una de las artistas más queridas por la gente en este momento, siempre fue reconocida por su nombre de mujer.

Sin embargo, y más allá que la ley de identidad de género ya cumplió seis años desde su sanción en nuestro país, Lizy Tagliani nunca intentó cambiar su DNI.

"Si me dicen Edgardo Luis no me lastima. Yo aprendí a respetar al otro, pero dejame que mi vida y la historia la cuente yo", expresó la actriz durante su paso por PH, Podemos Hablar, el ciclo que conduce Andy Kusnetzoff por la pantalla de Telefe.

"Vos te podés ver como vos te autopercibís, ¿pero yo me tengo que ver como vos me autopercibís? No, dejame que yo tenga la posibilidad de decidir", agregó, para luego referirse a la historia detrás de su nombre masculino.

"Y Luisito es una historia… Si yo te conté que no tenía para comer, si mi vieja iba a trabajar de mucama para poder comprarme un autito, si pasé hambre, si conocí una ducha a los ocho años. Me hice a través del esfuerzo, quise estudiar Sociología, no me dio la cabeza, tuve que salir a peinar, tengo una historia detrás de ese Luis", expresó.

"Aprendí con el tiempo a descubrir que si vos me decís Luis porque me conocés desde hace tiempo, de otra época, y sé qué me querés decir, me doy cuenta que está bien lo que me estás diciendo, está todo bien, para mí el nombre es anecdótico", sentenció.

Tras años
Tras años

"Ayuda sobre todo cuando no sos conocida. Ya la gente me dice Lizy, todo el mundo, en el barrio me decían Lizy, pero sobre todo sirve a la hora de los hospitales, de tener que enterrarte. En una época decían 'murió la trapito' ponele, entonces íbamos todas a buscar a la trapito y quién sabe dónde estaba", profundizó sobre el valor que tiene el hecho de poder ser inscripto en los documentos personales con el nombre y el género de elección de cada persona.

"Yo vengo de una generación donde era una marica con tetas. No tengo DNI y no lo quiero. Cuando recién salió no quería ser una bandera de un logro de alguien, yo decido", concluyó Lizy, quien compartió con Teleshow el frente de su documento de identidad, donde se puede ver claramente el Edgardo Luis con el que nació.

En definitiva, apenas una anécdota para acaso una de las más emblemáticas las personas trans en nuestro país, quien, lejos de renegar de aquel Luisito de sus comienzos, convive con ambos por esa historia detrás del nombre que ella misma compartió en la mesa para emoción de todos los presentes.

SEGUÍ LEYENDO