Para muchos es el evento deportivo más apasionante del mundo, y una encuesta lo ubicó como uno de esos espectáculos que uno no puede perderse antes de morir.

Acaso por eso, seguramente, David Bisbal debe haber aprovechado que uno de sus tantas visitas a nuestro país coincidía con la disputa de un Boca-River en La Bombonera para ser parte de esa sensación única que todo aficionado al fútbol que se precie debe vivir.

Y, si bien el partido data de abril de 2007, cuando aún había hinchas visitantes en el fútbol argentino, lo cierto es que resulta atractivo y sorprendente cómo el artista español se camufla para pasar desapercibido en medio de semejante acontecimiento.

"Hoy os traigo un Super #Tbt lo prometido es deuda. En varias ocasiones he contado como pude asistir a un #bocavsriver asi en uno de los fondos y viviendo en primera persona la fuerza de las dos aficiones. Por suerte en abril del 2007, tuve dos conciertos en el teatro gran Rex y el día que libraba coincidía con este maravilloso partido. Beso para mi gente de Argentina. Espero que os guste esta máquina del tiempo. #tbt #2007″, escribió en su cuenta de Instagram, junto a un video que refleja su experiencia superclásica.

"Qué casualidad, domingo, después de dos conciertos maravillosos en el Teatro Gran Rex venimos aquí a La Bombonera a ver el Boca y al River Plate. Partidazo, clásico. O sea, de los cuatro eventos más importantes del mundo, uno de ellos es el Boca-River. Así que hemos venido a verlo. Vamos pa´ allá, que gane el mejor", se le escucha decir al cantante mientras llega en un auto al estadio xeneize.

Luego, Bisbal se muestra ingresando a la popular local disfrutando de su anonimato, y más tarde aparece ya ubicado en la tercera bandeja esperando que comience el partido, mientras realiza un paneo de todo el estadio instantes previos a un evento que seguramente debe haber quedado grabado en su recuerdo para siempre.

SEGUÍ LEYENDO