No fue una sorpresa. Si bien la ficción se merecía la estatuilla por el guión y sus buenas actuaciones, -principalmente la de sus protagonistas, Luis Brandoni y Peter Lanzani-,  Jorge Rial anticipó minutos antes del comienzo de la transmisión que Un gallo para Esculapio se llevaría en la noche del domingo el Martín Fierro de Oro. ¡Y así sucedió!

La miniserie de Underground, que se emitió el año pasado en Telefe y TNT, ganó además en las categorías Mejor Director (Bruno Stagnaro), Mejor Unitario, Actor Protagonista en unitario y/o Miniserie (Luis Brandoni), Revelación (Diego Cremonesi), Mejor Actor de Reparto (Luis Luque) y Mejor Autor/Libretista (Bruno Stagnaro y Ariel Staltari).

Cabe recordar que Un gallo para Esculapio ya había ganado en diciembre de 2017 el Premio Tato a mejor programa y producción del año. 

Este es el segundo Martín Fierro de Oro consecutivo de Underground, que el año pasado ya había ganado con la serie El Marginal. Con este premio la productora suma 4 de las máximas estatuillas, ya que en 2008 lo obtuvo por Lalola (América) y en 2013 con Graduados (Telefe).

La trama

La ficción narra la historia de Nelson (Lanzani), un muchacho humilde que llega desde el interior trayéndole un gallo de riña a Roque, su hermano. Sin embargo, todo cambia para él, ya que al no poder encontrarse con su familiar directo, termina adaptándose al oscuro y desconocido mundo delictivo del Conurbano bonaerense.

Siguiendo las pistas sobre el paradero de su hermano, Nelson se relaciona con Chelo Esculapio (Brandoni), gallero y jefe de una banda de piratas del asfalto, y se infiltra en ella en busca de dar con Roque, sin imaginarse que ese entorno terminará modificándolo a él para siempre.

SEGUÍ LEYENDO