Nicolás Repetto volvió a conducir su programa después de la polémica desatada el miércoles pasado cuando le preguntó a una joven que había sufrido dos situaciones de acoso en un mismo día si "es posible estar a la una de la mañana en un subterráneo vestida sexy".

"Mi intención era entender el contexto de los hechos. Me han preguntado por qué le preguntaste y me había sorprendido lo que le pasó a Bárbara -en referencia a Débora, la chica acosada-", explicó Repetto en El noticiero de la gente, el ciclo que conduce por Telefe.

Y agregó: "De ninguna manera lo pregunté para justificar el acoso ni el exhibicionismo. Lo dejé en claro muchas veces. Pero con el correr de la tarde de ayer me di cuenta de que lo que estuvo mal de la pregunta fue que cambió el foco del problema: parece haberlo trasladado más hacia lo que tenía o no tenía que hacer la mujer, que era la víctima en definitiva, y esa no era mi intención, para nada. Lo que hay que atacar es el problema, y el problema nunca es la víctima".

En ese sentido, pidió disculpas a quienes se pudieron haber sentido "acosadas o menospreciadas" por sus dichos.

Sobre el final de su breve monólogo al comienzo del programa, realizó un mea culpa: "Lo bueno de haberlo preguntado, si es que tuvo algo de bueno, es que la respuesta de ella dejó clarísimo que no importa cómo vas vestida, porque ella tenía el uniforme de trabajo. Por lo tanto, con toda seguridad, esta pregunta no la voy a tener que utilizar más".

La polémica se desató el miércoles pasado al mediodía, durante la entrevista que Repetto realizó a Débora Garay. La mujer fue acosada por un hombre mientras esperaba el colectivo, y al bajar al subte para refugiarse, se encontró con otro que se masturbó delante de ella.

En la nota, Repetto le dijo: "Yo sé que no es excusa lo que te voy a decir. Hay que abrir el paraguas porque hay mucha sensibilidad con todo. No es ninguna excusa, pero la pregunta es: ¿estabas vestida de manera sexy?".

Nicolás Repetto
Nicolás Repetto

La joven respondió que llevaba puesto un pantalón negro y una camisa blanca. "Entiendo la pregunta. De hecho, en las redes también leí ese comentario. Tenía el uniforme de trabajo", aseguró Garay. "O sea, nada sexy. No estabas provocativa", agregó Repetto, lo que generó un debate con su compañera Milva Castellini y el repudio en las redes sociales.

Tras la entrevista, Walter Martello, defensor adjunto a cargo del área de Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, pedirá la intervención del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).
Seguí leyendo: