"Fueron 7 horas de parto. Rompí bolsa en casa mientras dormía una siesta, empecé con contracciones y me fui directo al hospital. Ahí empezó todo, venía todo bien, contracción tras contracción. Mike me ayudó en cada segundo del proceso, hasta hoy pienso en que no hubiera podido hacerlo sola. Tenía mucho miedo: no es el país donde nací, ni mi idioma principal, entonces todo asusta más".

"Por una complicación con el cordón umbilical, tuve que tener cesárea. Los doctores y Mike estaban súper calmados y me ayudaron en cada segundo. Yo me sentía un poco frustrada porque creí haber hecho todo lo posible para tener parto natural. Pero bueno, sólo quería lo mejor para mi bebé. Así que dejé todo en manos de los médicos y me entregué a la situación. Entré al cuarto de operaciones y en menos de 20 minutos Noah ya había nacido. Fue el mejor momento de mi vida, la mejor de todas sensaciones. No se compara con nada".

Así narraba Luisana Lopilato la llegada de su primer hijo: Noah Bublé, el 25 de agosto de 2013. En ese momento todo fue felicidad. La actriz jamás imaginó que, en poco tiempo, su niño se convertiría en un verdadero guerrero.

Con tan sólo 3 años Noha luchó y venció en la batalla más dura que le pude tocar a un niño. El 4 de noviembre le diagnosticaron cáncer y debió iniciar un complejo tratamiento contra esa enfermedad.

"Estamos devastados. Nuestro hijo se encuentra actualmente en tratamiento en Estados Unidos", fueron las palabras con las cuales Luisana y Michel confirmaron el estado de salud de su hijo.

Rápidamente la actriz argentina y el cantante canadiense pusieron en stand by sus proyectos profesionales para poder estar a sol y sombra con su pequeño.

"Michael está viviendo dentro de una gran burbuja. No cantará de nuevo hasta que su hijo se recupere, cuando cosas como estas ocurren, cierras todo lo que te rodea", reveló el músico David Foster, amigo de la estrella de la música.

Luisana, por su parte, renunció a su papel en la película Numb: At The Edge Of The End, que ya había comenzado a filmar.

El tratamiento médico

Noah Bublé dio una batalla día a día. En noviembre, al niño le detectaron un cáncer en el hígado e inmediatamente los médicos decidieron internarlo en el centro St. Jude Children's Research Hospital, de Los Ángeles, Estados Unidos.

En el primer mes de internación, el hijo de Luisana y Michel se sometió a una primera fases de quimioterapia. Afortunadamente, el pequeño toleró bien los químicos y los estudios arrojaron una leve mejoría.

La prueba más fuerte para Noah llegó el 26 de diciembre. Ese día empezó la segunda fase de la quimioterapia, mucho más fuerte e intensa.

Un halo de esperanza empezó a vislumbrase. Los expertos indicaron que si Noah no hubiera respondido de manera positiva al tratamiento, no se hubiera pasado a la segunda fase.

A fines de diciembre, Luisana y Michel organizaron sus fiestas junto a toda su familia, pero no en Vancouver, Canadá (como lo hicieron años anteriores) sino en Los Ángeles, Estados Unidos, para acompañar al primogenito del clan. Los padres y los hermanos de la actriz viajaron especialmente al país del norte para compartir una cena íntima.

Tras las fiestas y luego de la quimioterapia, los médicos comenzaron a programar una intervención para el pequeño.

El lunes 1 de febrero Noah entró al quirófano y el resultado fue satisfactorio. Los análisis clínicos demostraron que el niño habría logrado vencer al cáncer.

El apoyo de los hermanos de Luisana

En medio del tratamiento de Noah, Daniela Lopilato difundió un mensaje de apoyo al pequeño por medio de las redes sociales: "Cuando decimos 'Cáncer', y más refiriéndose a un hijo, no necesitamos otra cosa más que Fe en Dios y fortaleza. Gracias por todos los mensajes. Les agradezco a todos los que oran por Noah y a toda la gente que nos manda mensajes de apoyo, Fe y amor a la flia. Nuestra Fe es grande".

Por su parte, Darío Lopilato se tomó una licencia de su obra de teatro, Bajo terapia, para estar con su sobrino y reprodujo en su Twitter la siguiente frase de la Biblia: "Por tanto, os pido que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá".

El milagro tan esperado 

El pasado 2 de febrero Luisana y Michel recibieron la mejor noticia: los últimos estudios médicos indicaron que su hijo habría superado el cáncer. "Noah está libre del cáncer", fue el mensaje de texto que se reenviaron los integrantes más íntimos de la familia.