Luisana Lopilato sorprendió a sus seguidores con un radical cambio de look

La actriz está trabajando en un proyecto junto a su marido, Michael Bublé, para el cual debió renovar su color de pelo

Muy activa en las redes sociales, Luisana Lopilato suele compartir con sus seguidores sus proyectos laborales y parte de la intimidad junto a su familia
Muy activa en las redes sociales, Luisana Lopilato suele compartir con sus seguidores sus proyectos laborales y parte de la intimidad junto a su familia

Desde que apareció por primera vez en televisión, en Chiquititas, a Luisana Lopilato la caracterizó su cabello rubio. Por eso es que, en las últimas horas, la actriz dejó perplejos a sus casi 6 millones de seguidores en Instagram cuando decidió compartir una serie de postales en las que se la ve con un color de pelo diferente: completamente rojo.

En las imágenes, se puede ver a la ex Rebelde Way en un set de filmación junto a su marido y de fondo, un decorado y personal de producción que hacen suponer que están rodando algún proyecto en conjunto. Si bien no dio demasiados detalles, todo indicaría que ella habría hecho un cambio radical en su look justamente para esta labor. “Dedicar tiempo al trabajo es una de mis grandes pasiones y hoy me toca compartirla con la persona que me acompaña en la vida. Qué lindo es poder trabajar juntos, Michael Bublé. TE AMO”, escribió, misteriosa.

Luisana Lopilato mostró su cabellera pelirroja en pleno rodaje junto a Michael Bublé
Luisana Lopilato mostró su cabellera pelirroja en pleno rodaje junto a Michael Bublé

Lo cierto es que Luisana tampoco dio pistas de si se trataba realmente de un abrupto cambio en su color o bien de una peluca, como sugirieron algunos de los usuarios que le comentaron la publicación. “¡No, Lu! No cambies el rubio!”; se lamentó una fan, al tiempo que otra le contestaba que era una peluca y, en cambio, otros la felicitaban por lo bien que le quedaba.

Luisana Lopilato dejó espiar un poco del rodaje del misterioso proyecto junto a su marido
Luisana Lopilato dejó espiar un poco del rodaje del misterioso proyecto junto a su marido

En octubre, Lopilato había estado en la provincia de Jujuy filmando Pipa, la tercera parte de la saga que comienza con Perdida y Corazonada, basada en los libros de Florencia Etcheves y dirigida por Alejandro Montiel. En medio del rodaje, comenzó a sentir síntomas de coronavirus, por lo que decidió hisoparse y el resultado dio positivo. Al ser ella la única de su entorno familiar y laboral que se encontraba transitando la enfermedad, decidió aislarse de manera preventiva para no contagiar a nadie. “Está en la recta final de la película y lamentablemente nos confirman que dio Covid positivo. Sus hijos estarían en óptimas condiciones”, confirmó la periodista Débora D’Amato en ese entonces.

Horas más tarde, para llevar tranquilidad a sus fans, amigos y seres queridos, la popular artista publicó un video en su cuenta de Instagram: “Hola a todos. Quería mandarles un beso gigante, gracias a todos por sus mensajes de apoyo. Quiero mandarles un poco de tranquilidad a todos los que se preocuparon. Estoy bien y mi familia también. Estamos todos bien. Les mando un beso gigante y estén atentos dentro de muy poquito voy a estar subiendo más material”.

En la película, la acompaña un elenco integrado por Mauricio Paniagua, Inés Estévez, Ariel Staltari, Paulina García, Malena Narvay, Aquiles Casabella, Benjamín Del Cerro y Santiago Artemis. “Manuela Pipa Pelari ya no es la misma. La mujer dura y aguerrida que sobrevivió a su paso por la Policía a fuerza de romper las reglas y guardar secretos oscuros decidió cambiar de vida. Después de abandonar su trabajo como investigadora y dejar en libertad a la tratante Cornelia Villalba, cayó en picada”, reza el adelanto de la tercera entrega de la historia.

Algunas de las escenas se filmaron en la escuela Eduardo Casanova en Tilcara. La polémica no tardó en llegar ya que el rodaje se realizó sin aviso a los padres, mientras los chicos estaban cursando, por lo que no los habrían dejado salir del aula para no interrumpir la producción. Además, aseguraron que se habrían roto los protocolos sanitarios y que se habrían tomado imágenes de los menores.

SEGUIR LEYENDO: