Ángel de Brito se quejó de los controles al volver al país desde Miami: “Me llama la atención la desorganización”

Tras recuperarse del coronavirus y tener el alta médica, el periodista y conductor regresó a Buenos Aires y dio detalles de la situación que vivió en el aeropuerto de Ezeiza

Ángel de Brito se quejó de la mala organización en el aeropuerto de Ezeiza (LAM, El Trece)

Ángel de Brito viajó a Miami de vacaciones y aprovechó para darse la vacuna contra el coronavirus. Allí, se contagió la enfermedad, se mantuvo aislado en un hotel y cuando recibió el alta médica, pudo regresar a la Argentina. Este lunes, el conductor de Los Ángeles de la Mañana (LAM), que permanecerá aislado en su casa de Buenos Aires durante siete días, se quejó de los controles que hay en el aeropuerto de Ezeiza.

“Ya en el avión es bastante ridículo el protocolo porque estamos todos juntos, no hay ningún tipo de protocolo salvo usar el barbijo. No hay distancia social, estábamos uno al lado del otro. Hay cosas ridículas, no te dan café o té, o no te dan la manta por la pandemia, pero después almorzás o cenas según el horario sin tapabocas”, relató el periodista en una videollamada.

Además, se refirió a la mala organización que hay respecto a los hisopados en el aeropuerto: “Cuando llegás a la Argentina te hacen el hisopado. Yo estoy vacunado, pasé por el covid, me curé, tengo reactivos, estuve aislado todos los días que correspondían. Me hisopé el domingo a la mañana antes de subirme al avión y me hisopé hace un rato. Por suerte, los dos negativos. Explíquenme por qué estoy encerrado. Tengo el alta médica... ¿qué más quieren?”.

Durante el diálogo con sus compañeras de panel, De Brito también explicó cómo se hacen los hisopados que a partir del 15 de mayo están a cargo de Stamboulian Servicios Salud, tras las irregularidades que hubo con la empresa LabPax. “Ya vieron lo que contaron los colegas que hubo un cambio de empresas para los hisopados en Ezeiza porque era todo una truchada, no por los análisis. Fue el hisopado más leve de mi vida, el que te hacen en Stambulian, casi que te hacen una caricia con un hisopo, no entran como los que nos hacemos todos los días. Sale 2.500 pesitos. La misma extraccionista me dijo que esto era un negociado. Después te mandan los resultados. Y van todos juntos a una sala de espera, donde también te podés contagiar en el aeropuerto. Yo de hecho creo que me contagié en el avión cuando fui, por los días, por lógica y por lo que hice. A la única persona que vi fue a Mariana Brey con su marido que tienen anticuerpos”, señaló el conductor.

Luego, el jurado del certamen La Academia agregó: “En la fila del hisopado, estaba marcada la distancia social pero bueno nadie la respeta. Vas a una caja donde estás con un montón de gente, te hisopan y después vas a esperar a otro lado donde te juntás con mucha gente. Estuve una hora y media más. ¿Para qué te tienen todos apretados ahí? Es un sinsentido... Acá te los cobran (los hisopados), allá (en Miami) no. Prácticamente te los tiran por la cabeza porque es una cuestión de salud pública, no un negocio. En estos 15 días creo que me hice 8 hisopados”.

Por último, De Brito afirmó que “la desorganización viene del Estado al no cuidar estos detalles” y puso de ejemplo lo que ocurre con las personas que viajan en los colectivos, trenes o subtes: “A mí lo que me llama la atención es la desorganización, como pasa en el transporte público que la gente sigue apilada en el Sarmiento, en el Roca, en el subte. Tuvimos mucho tiempo de pandemia para pensar y rever para tratar de cambiar las cosas para la gente que viaja todos los días a laburar. Después te dicen: ‘Cuidate’... ¿Cuidate de qué? De ustedes nos tenemos que cuidar, del Gobierno”.

SEGUIR LEYENDO: