“Te estamos grabando”: a los gritos, una vecina de Palermo ahuyentó a un ladrón que estaba robando un auto

Sucedió esta madrugada en la zona de Las Cañitas. El delincuente había roto una ventanilla del vehículo y se dio a la fuga luego de que la mujer le dijera que había llamado a la Policía

Guardar

Nuevo

Una vecina de Palermo ahuyentó a un ladrón que estaba robando un auto

Una vecina del barrio porteño de Palermo impidió durante la madrugada de este jueves el robo de un auto y puso en fuga a un delincuente, al que ahuyentó a los gritos.

El hecho sucedió unos minutos después de las 5 de hoy en la calle Báez al 700, en la zona de Las Cañitas, y quedó registrado por una cámara de seguridad. El video se viralizó rápidamente en las redes sociales, donde distintos usuarios celebraron la actitud de la vecina de nacionalidad extranjera.

En las imágenes, primeramente se escucha a la mujer lanzarle una advertencia al ladrón, quien para entonces ya se encontraba en el interior del vehículo, después de haber roto la ventanilla del asiento del conductor. “Mira, mamagüevo, te estoy viendo, ya llamé a la Policía”, le dijo.

“Salte del maldito carro, mamagüevo, le exigió segundos después. Tras oírla, el delincuente -que vestía un chaleco negro y un buzo con capucha de color beige- decidió salir del coche y escapar al trote. Cuando eso ocurría, la vecina volvió a amedrentarlo: “Te estamos grabando, ahí va la Policía por ti”.

Por el hecho, hacia esta tarde no se había realizado ninguna denuncia policial, según indicaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la Ciudad.

Hace unos días se viralizó el video de otro hecho delictivo ocurrido en Palermo. En aquel caso se trató de un delincuente que rompió la puerta de vidrio de un local de venta de máquinas y accesorios para hacer ejercicio y escapó con una bicicleta fija valuada en más de 8 mil dólares. Todo sucedió a plena luz del día, en una zona altamente transitada y ante la mirada de testigos que pasaban por el lugar.

Un delincuente rompió un vidrio y robó una bicicleta fija

Ese episodio tuvo lugar el pasado sábado en el comercio Fitness Company, ubicado sobre la Avenida Figueroa Alcorta al 3400, a metros del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires Malba.

En los videos tomados por las cámaras de vigilancia se observa al ladrón intentando ingresar por la fuerza cuando faltaban dos minutos para las 14. Atento a su alrededor, empujó varias veces la puerta hasta que hizo estallar el vidrio.

Tras ello, se alejó unos metros para despistar a la gente que circulaba por la cuadra. Dos minutos después, se lo vio otra vez caminando por el frente del local en sentido contrario. Y cuando se aseguró de que nadie le prestaba atención, entró.

Una vez allí, revisó los escritorios y guardó algunas cosas en su mochila. Mientras, miraba de reojo la entrada. Después dio unas vueltas más hasta que finalmente levantó la bicicleta fija y se retiró con absoluta impunidad, incluso delante de un transeúnte al que le habían resultado llamativos los cristales esparcidos por el suelo. La secuencia duró cuatro minutos en total.

“Ya teníamos el local cerrado. De la investigación surge que esta persona pasó muchas veces mirando. Tocó el timbre varias veces, como si quisiera entrar a comprar. Cuando estuvo seguro de que no había nadie, forzó la puerta”, contó Laura, encargada del lugar

La mujer dedujo: “Creemos que vino a buscar cosas chicas, como dinero, celulares o computadoras, y no máquinas de gimnasio. Acá los aparatos pesan más de 50 kilos. Las máquinas de correr, por ejemplo, pesan entre 250 y 300 kilos”.

El aparato robado es uno modelo IC6 Indoor Cycle, cuyo costo asciende a USD 8.500. “De las tres que había, se llevó la más vistosa, que es la más cara”, concluyó la encargada.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias