Policías quisieron circular con el patrullero por una calle recién pavimentada y terminaron hundidos en cemento fresco

Una persona que pasaba por el lugar grabó el momento en el que un obrero estaba intentando liberar el vehículo, que fue rescatado unas horas más tarde

El vehículo tuvo que ser removido con un autoelevador que fue cedido por una empresa de logística

Un hecho insólito ocurrió en las últimas horas en la ciudad de Dock Sud, en el partido bonaerense de Avellaneda, cuando efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires a bordo de un patrullero quisieron circular por una calle recién pavimentada y provocaron que el vehículo terminada hundido en el cemento fresco.

El hecho fue registrado por una persona que pasaba por el lugar y grabó el momento en el que uno de los obreros que estaban trabajando en ese sitio intentaba empujar el auto para sacarlo del asfalto, pero sin éxito.

“Mirá esto. Mamita. Se quieren matar. ¡Qué lindo, bicho!”, se lo escucha decir al hombre que filmó con su celular la situación. En el video, que luego se viralizó rápidamente a través de las redes sociales, se observa que los dos agentes de seguridad permanecían aún en el patrullero.

Si bien hasta el momento se desconocen los motivos por los cuales los policías intentaron atravesar el cemento fresco, ya que no hubo ninguna explicación oficial, trascendió que en la obra había carteles de la Municipalidad de Avellaneda que indicaban que se estaban realizando tareas allí.

Además, el móvil en cuestión pertenecería a la Comisaría 3° de esta fuerza, la cual está ubicada a tan solo unos 30 metros de la calle que estaba siendo repavimentada.

Según un informe de Telefe Noticias, los trabajos habían comenzado el jueves pasado y ya estaban finalizados, pero a raíz de este accidente los empleados tuvieron que quedarse para reparar los daños ocasionados por el patrullero.

Los efectivos habían quedado atrapados en el patrullero hundido
Los efectivos habían quedado atrapados en el patrullero hundido

Además, el canal precisó que otros efectivos de la Policía bonaerense se acercaron hasta el lugar y les pidieron a los vecinos de la zona que no grabaran el vehículo, el cual fue rescatado unas horas más tarde por una empresa local de logística que cedió un autoelevador para poder levantarlo y llevarlo a una superficie firme.

Recién en ese momento los efectivos que estaban adentro del patrullero pudieron salir, mientras que los obreros volvieron a trabajar y para la noche la calle ya estaba nuevamente pavimentada.

Recientemente, una iniciativa tan ocurrente como inédita del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, conducido por Sergio Berni, generó polémica: convocar a jóvenes civiles para que trabajen como conductores de los patrulleros de la Policía Bonaerense.

Durante una entrevista radial, el ministro Berni destacó la importancia de la medida impulsada por su cartera y contó que se trata de “un reclutamiento civil para incorporar a la policía, que eso sucede en todas las policías salvo en la Policía de la Ciudad”. Y subrayó: “Esto viene a resolver una situación y a darle mayor capacidad operativa a la Policía”.

En diálogo con radio La Red, el funcionario aclaró que el conductor de un móvil policial no tendrá chapa ni arma, y que sólo estará abocado a “hacer patrullaje y avisar” si observa alguna situación fuera de lo común o que pudiera derivar en un acto delictivo.

“Antes el policía tenía que pensar cómo manejar y la operación que iba a llevar adelante. A partir de este momento, usted tiene una persona que va a manejar, que se forma para una doctrina operacional, y un policía que va a responder a las agresiones si es que las hubiera”, explicó.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR