“Pibe humilde de barrio picante”: la trama del joven acusado de matar a golpes al bebé de su novia que presumía en las redes

Alan Lapalma, de 24 años, está acusado de haber asesinado con un palo de escoba a un bebé de 18 meses, hijo de su última pareja. Mientras atacaba cotidianamente a su familia, alardeaba en las redes

Una de las fotos con un arma que subió Alan Lapalma a la cuenta de Facebook que cerró
Una de las fotos con un arma que subió Alan Lapalma a la cuenta de Facebook que cerró

“Ni chorro, ni traficante. Pibe humilde de barrio picante”, el posteo, con el parafraseo de la letra de la canción “Vos sos un gato de hule”, de Judas, fue publicado hace unos pocos días por Alan Leonel Lapalma, de 24 años, en las redes sociales. Así, mientras se regodeaba en Facebook durante su período de libertad condicional, el joven volvió a ser detenido el último sábado, acusado de haber asesinado a golpes con un palo al bebé de 18 meses, hijo de su última pareja.

Los investigadores sospechan que Lapalma mató al niño de inicial A. a golpes con un palo de escoba en la ciudad de Mar del Plata. Por lo tanto, fue alojado en la cárcel de Batán e imputado por la fiscalía por el delito de homicidio agravado por alevosía.

La historia se remonta al último sábado, cuando el bebé de 18 meses fue llevado por su madre de 24 años y por el mismo Lapalma al centro de salud del barrio Ameghino. El niño se encontraba inconsciente.

La primera versión de la mujer y de Lapalma fue que el bebé se había atragantado al comer. Al constatar la gravedad del estado de salud del niño, los médicos ordenaron el traslado inmediato al hospital Materno Infantil de Mar del Plata.

El niño de 1 año y medio finalmente murió a las pocas horas de acudir al nuevo hospital. Fue entonces cuando los especialistas de ese centro médico realizaron un análisis exhaustivo sobre el cuerpo del menor, que sería clave en el destape de la verdadera historia sobre lo ocurrido.

El chico presentaba hematomas en la zona abdominal en los costados del cuerpo y en el cráneo. Fue entonces que los médicos constataron que el chico había sido víctima de violencia física, por lo que derivaron a la pareja a la Comisaría 6ª, donde serían entrevistados.

Durante la primera charla, con la pareja declarando en conjunto, la madre y Lapalma mantuvieron firme la versión de que el niño se había atragantado con comida. Sin embargo, una vez que la mujer pudo hablar en soledad reveló lo que estaba ocurriendo dentro de su hogar.

La madre del bebé aseguró que desde hacía meses, tanto ella como el niño de un año y medio eran víctimas de golpes y todo tipo de violencia física por parte de Lapalma. La mujer dijo que no había hecho la denuncia anteriormente porque estaba amenazada por su pareja y que cuando Lapalma tomaba cocaína se ponía especialmente violento.

Así, la fiscal de turno Florencia Salas ordenó la detención inmediata del joven de 24 años, quien luego, en la indagatoria se negó a realizar declaraciones.

El sospechoso del crimen del bebé de 18 meses se encontraba en libertad condicional
El sospechoso del crimen del bebé de 18 meses se encontraba en libertad condicional

Días más tarde, se obtuvieron los resultados de la autopsia, que revelaron que el niño A. presentaba heridas internas de hacía varias semanas, tenía más de una cicatriz por haber recibidos golpes en la cabeza con un objeto romo y contundente. También tenía una hemorragia estomacal, equimosis en cráneo, tórax y abdomen y un moretón importante en la zona frontoparietal izquierda, que se estima que fue el golpe que provocó la muerte del niño. La fiscalía ordenó así el secuestro de un palo de escoba de la casa, con el que se estima que el hombre golpeaba a la familia.

Lapalma fue detenido a las pocas horas después de la declaración de su pareja. Se encontraba en su casa y al llegar la policía, ya se habían agolpado en la puerta del domicilio varios vecinos con la intención de lincharlo.

Al revisar los antecedentes de Lapalma, se constató que el sospechoso del asesinato había estado detenido ocho meses en Batán. Había sido condenado a una pena de 3 años en suspenso por el delito de uso de documento público alterado y la reclusión en la cárcel se había hecho efectiva después de que fuera detenido por un intento de robo.

Al momento de los ataques al bebé de 18 meses y a su pareja, Lapalma se encontraba con el beneficio de libertd condicional, otorgado por la Justicia de Mar del Plata.

Asimismo, un tío del niño publicó un mensaje homenaje en Facebook donde describió el tremendo dolor que atraviesa la familia: “Te arrebataron de nuestros brazos y te convertiste en ángel. No te das una idea el dolor y impotencia que siento en este momento. Eras un enano puro amor, canchero, tenías muchísimo por vivir, te vamos a extrañar”, escribió en la red social.

Con información de Télam

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR