Uruguay: desapareció una mujer argentina que había denunciado a su ex pareja por violencia de género

Andrea Panini fue vista por última vez el jueves por la tarde. Aún no se sabe si acudió a un juzgado de Atlántida en los momentos que desapareció. La Interpol se sumó al operativo de búsqueda

Andrea Panini tiene 43 años
Andrea Panini tiene 43 años

Una mujer argentina de 43 años residente desde hace años en Uruguay desapareció el jueves por la tarde en la ciudad de Canelones. El temor de su familia y allegados es muy grande, ya que la protagonista de la historia, Andrea Panini, había presentado una denuncia contra una ex pareja por violencia de género y contaba con un dispositivo electrónico de monitoreo por cuestiones de seguridad.

Panini es profesora de yoga y desde hace años trabaja entre las zonas de Montevideo, Canelones y Atlántida, en Uruguay.

La historia de la desaparición se inició el jueves por la mañana, cuando ella debía acudir al juzgado de la ciudad de Atlántida para entregar unos papeles que le había otorgado su abogado.

Mi hermana se fue cerca de las 11:30 al juzgado de Atlántida y a partir de allí no se supo más nada. Ella iba a volver a las 15 a su casa, se lo dijo a su hijo y a su vecino, que era el que cuidaba al chico. Nunca llegó a la casa, eso es lo que sabemos nosotros”, explicó su hermana Paula, en declaraciones al canal TN.

Panini fue vista por última vez el jueves por la tarde
Panini fue vista por última vez el jueves por la tarde

Lo que continuó a esa desaparición es una seguidilla de desencuentros y falta de articulación entre el círculo cercano a la profesora desaparecida y las autoridades policiales de Uruguay.

Según denunció la hermana, la Justicia del país oriental todavía no le brindó precisiones a la familia sobre si Panini llegó a entregar los documentos en el juzgado de Atlántida o no.

Mi hermana es instructora de yoga. Es una chica súper sana, una madraza con su hijo, muy buena amiga. Por eso, todos los rastrillajes que se están haciendo ahora son autoconvocados. No estamos viendo a la policía trabajar rápido con la urgencia que tiene este caso”, se lamentó Paula Panini.

La hermana de la mujer desaparecida destaca dos momentos clave que pueden ser útiles en la investigación del paradero.

Panini tiene un hijo y trabaja como profesora de yoga desde hace años en Uruguay
Panini tiene un hijo y trabaja como profesora de yoga desde hace años en Uruguay

En primer lugar, un alumno de Andrea le confirmó a Paula que esa misma tarde de la desaparición, la profesora de yoga había retirado el dinero que el joven le había girado vía internacional. Andrea lo retiró en un local de Western Union cercano al juzgado de Atlántida, se sospecha que cerca de las tres de la tarde.

En segundo lugar, las cámaras de seguridad de una ruta ubicada en la zona del Remanso de Neptunia detectaron a Andrea Panini a través de un fotograma en una ruta, entre las 16 y las 17 horas.

La hermana de la mujer desaparecida cree que Andrea se encontraba obligada en esa ruta en ese momento y que esa zona donde fue vista por última vez debería ser el lugar donde se intensifiquen los trabajos de búsqueda.

“Es una zona de costa, yo la conozco mucho. Conozco Atlántida, Montevideo y el Remanso. Ella siempre iba en bicicleta hasta la ruta, dejaba la bicicleta por ahí y se tomaba un ómnibus. Esta vez, ella se tomó un micro en dirección al Este, que es Atlántida”, agregó la hermana.

Según informaron medios locales, la ex pareja de Panini fue hallada e indagada por autoridades policiales. Declaró no tener idea de dónde se encontraba la mujer de 43 años.

Por su parte, debido a la dificultad para conseguir avances en la búsqueda, el departamento policial de Canelones pidió ayuda a organismos internacionales.

Así, se les dio intervención a agentes de la Interpol, que empezarán a trabajar en las próximas horas, según confirmó su hermana.

Al momento de su desaparición, Andrea Panini vestía un pantalón blanco y una cartera negra. La profesora de yoga mide 1,65 metros, tiene el pelo color castaño oscuro y los ojos marrones.

SEGUIR LEYENDO