Un policía federal mató a dos motochorros que intentaron asaltarlo con un arma de utilería en Wilde

Uno de los asaltantes, de 18 años, murió en el lugar y su cómplice, de 17 años, debió ser operado y falleció en las últimas horas. El efectivo, un subcomisario de 49 años que llevaba un arma que no era la reglamentaria, fue aprehendido y será llamado a declarar en las próximas horas

El subcomisario fue interceptado a metros de su casa por dos motochorros
El subcomisario fue interceptado a metros de su casa por dos motochorros

Un efectivo de alto rango de la Policía Federal mató este domingo por la tarde a dos motochorros cuando caminaba por la localidad bonaerense de Wilde y fue aprehendido: ambos delincuentes, según su relato, intentaron asaltarlo. El hombre está detenido y la Justicia investiga si se trató de un exceso en la legítima defensa.

El violento episodio -que fue registrado por una cámara de seguridad de la zona- ocurrió en el cruce de las calles Boulevard de los Italianos y Lafuente, en el límite de Wilde y Villa Domínico, dentro del partido de Avellaneda.

Allí, a unos metros de su casa, N.O.G, un subcomisario de 49 años que se desempeña en la División Auxiliares de Seguridad y Defensa de la Policía Federal Argentina (PFA), fue interceptado por dos motochorros mientras se encontraba en su día de franco y vestido de civil.

Según declaró el propio subcomisario a los agentes de la Comisaría 5° de Wilde, de acuerdo a información policial a la que accedió Infobae, los dos jóvenes lo interceptaron a bordo de una moto Honda XR 150 color negra y roja, lo apuntaron con lo que suponía era un arma de fuego y lo amenazaron para que no huyera: “Quedate quieto”.

El efectivo, que iba vestido de civil y estaba de franco, respondió a los tiros e hirió gravemente a ambos delincuentes
El efectivo, que iba vestido de civil y estaba de franco, respondió a los tiros e hirió gravemente a ambos delincuentes

En ese momento, la víctima sacó de una riñonera que llevaba encima un arma marca Glock 9 milímetros y efectuó al menos 12 disparos contra los delincuentes, que no alcanzaron a escapar. El asaltante que iba en el asiento del acompañante cayó abatido en el lugar y el conductor, que intentó huir, se desplomó unos metros más adelante.

El arma encontrada en el lugar, con la que el efectivo habría sido amenazado, se trataba de una pistola de utilería, que ya fue secuestrada.

Los dos delincuentes fueron trasladados de urgencia en una ambulancia al hospital Presidente Perón de Avellaneda, al cual uno de ellos, de 18 años, llegó ya muerto a causa de la gravedad de las heridas por los disparos que recibió.

El otro, que fue identificado como A.J.C y era menor de edad -tenía17 años- debió ser sometido a una intervención quirúrgica por un impacto de bala en su cabeza y permanece internado en estado crítico hasta este lunes a las 3 de la madrugada, cuando finalmente falleció.

De acuerdo a las primeras pericias sobre los cuerpos de los dleincuentes abatidos, uno de ellos recibió al menos seis disparos con una dirección de atrás hacia adelante, mientras que el restante otros cuatro, según indicó a la agencia Télam un vocero judicial.

El arma encontrada en el lugar era de utilería (Gentileza Hechos y Derecho)
El arma encontrada en el lugar era de utilería (Gentileza Hechos y Derecho)

El hecho es ahora investigado por la fiscal Natalia Miliore, a cargo de la UFI N°3 de Avellaneda, que ordenó el relevamiento de otras cámaras de la zona que también podrían haber captado la secuencia y dispuso la aprehensión del subcomisario por el delito de homicidio y lesiones.

En las próximas horas, N.O.G será llamado a declarar. La Justicia investiga si el subcomisario actuó en legítima defensa o si hubo un exceso. También fue secuestrada el arma que utilizó el policía, que no es su pistola reglamentaria y que será sometida a un peritaje.

“Él es tranquilo, aunque la verdad sólo tenemos trato de ‘hola y chau’. Vive hace años acá, él y sus padres son buenas personas. Es un trabajador que va y viene, no se mete con nadie”, señaló sobre el efectivo su vecino de enfrente, que escuchó las detonaciones desde su casa.

“Ya había muy poca gente a esa hora en la calle, él tiene familia en la otra cuadra, tal vez estaba yendo a verlos”, continuó el hombre en diálogo con Telefé. “La zona esta es tranquila, nosotros en verano nos sentamos acá en la puerta y nunca tuvimos problema con nadie. Nos asustamos mucho”.

El subcomisario, que según pudo saber este medio solía movilizarse en moto por el barrio, ya tuvo enfrentamientos de este tipo en el pasado. Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, N.O.G podrá recibir apoyo del área de Asuntos Internos de la fuerza a partir de este hecho, así como el acceso a un gabinete psicológico.

SEGUIR LEYENDO: