Crimen del abogado de La Cámpora: detuvieron al presunto asesino y buscan a un prófugo

Juan Campos, de 26 años, fue encontrado por la DDI de La Plata tras una investigación del fiscal Juan Condomí Alcorta

Campos tras ser detenido por la DDI platense.
Campos tras ser detenido por la DDI platense.

La DDI de La Plata de la Policía Bonaerense capturó en la madrugada de este miércoles a dos sospechosos por el crimen de Eduardo Héctor Chantada, abogado y militante de La Cámpora, asesinado el jueves pasado mientras visitaba amigos en una casa de la zona de Villa Elisa. Las sospechas de un crimen por encargo fueron inmediatas, con llamados de figuras del poder político a los tribunales de La Plata. Sin embargo, las pruebas recolectadas por el fiscal Juan Condomí Alcorta de la UFI N°16 apuntaban a un robo motochorro fallido, con dos asaltantes a bordo de una Honda CG roja que merodearon la casa para aprovechar un descuido e ingresar con una pistola calibre 40.

Condomí Alcorta cree que Chantada fue asesinado por error: el disparo en su cabeza fue a quemarropa, un asalto de novatos inexpertos, con dos detonaciones.

Eduardo Chantada, la víctima.
Eduardo Chantada, la víctima.

Así, tras relevamientos de cámaras y el relato de un testigo de identidad reservada, se llegó a identificar a Juan Carlos Campos, de 26 años, oriundo de Tolosa, también con domicilios en Villa Elisa, la zona del hecho. Para la Justicia, Campos es el tirador: su cómplice conducía la moto. Así, Campos fue allanado y arrestado. Se le secuestró una moto Honda que sería la empleada en el hecho así como un revolver calibre 32 con varias balas y siete celulares. La moto Honda fue peritada por criminalistas: en el pedal de cambios y el cubre block se hallaron manchas compatibles con sangre.

El conductor de la moto continúa prófugo.

El cubreblock de la moto con manchas compatibles con sangre.
El cubreblock de la moto con manchas compatibles con sangre.

Chantada, de 55 años, asesor y empleado de la Biblioteca del Congreso desde 2007, había desarrollado la mayor parte de su carrera vinculado al negocio de las autopartes. Durante años trabajó como asesor oficial del Grupo PROA, que nuclea a empresas autopartistas del país, y, según el medio 0221, durante la década del ’90 integró las filas del FREPASO.

Fiel a su pasado en la Juventud Peronista, durante los últimos años había ejercido además una militancia activa dentro de la agrupación La Cámpora, donde era conocido bajo el apodo de “Pulpo”.

La Cámpora lo despidió desde su sitio oficial con un homenaje:

“Un compañero todo terreno. Trabajaba en los barrios, en las villas, y en las oficinas del Congreso Nacional, siempre pegado a las necesidades de la gente. Un multifacético. De abogado defensor de las familias sin hogar a defensor de usuarios de servicios públicos ahogados por las tarifas macristas. Ahí te recordamos colaborar con la presentación de amparos y dando batalla en las audiencias públicas para frenar los tarifazos cuando formabas parte del equipo jurídico del Frente para la Victoria-PJ. Un defensor acérrimo de la industria nacional desde el derecho y la política. Un compañero con la vocación incansable de cuidar y pensar al otro”, aseguró la web de la organización política.

Seguí leyendo: