Allanaron nuevamente la disco del ataque en Mar del Plata: la fiscal buscó saber por qué los dueños no llamaron a la Policía

El boliche fue el escenario en el cual un grupo de rosarinos golpeó a botellazos a un joven de 20 años. La fiscal Andrea Gómez inspeccionó las imágenes y se llevó las grabaciones de la noche

La fiscal Andrea Gómez allanó esta tarde la disco Ananá
La fiscal Andrea Gómez allanó esta tarde la disco Ananá

La disco Ananá de Mar del Plata fue nuevamente el escenario de un allanamiento judicial luego de que el martes por la madrugada un joven de 20 años fuera brutalmente golpeado a botellazos.

La fiscal Andrea Gómez tomó la causa esta mañana después de que el fiscal Paulo Cubas se declarara incompetente por una cuestión de jurisdicción temática. Gómez, tras recibir el expediente, solicitó una nueva recorrida por el boliche de la cual participarán peritos de Científica e Informática para cotejar las cámaras de seguridad. Gómez se retiró pasadas las 20.30 con todas las filmaciones de aquella noche.

Ayer, durante el mediodía y la tarde, la última labor del fiscal Cubas fue indagar a Andrés Bracamonte, hijo de “Pillín” Bracamonte, capo de la barra de Rosario Central, y a Pablo Galvano. Matías Belloso, el tercero en cuestión, jugador de Arsenal de Sarandí e hijo de un directivo de Conmebol, se entregó durante el mediodía del miércoles y, tras declarar, se retiró del lugar a pesar de ser uno de los acusados.

Matías Montín, el joven agredido, tiene 20 años
Matías Montín, el joven agredido, tiene 20 años

Los jóvenes rosarinos fueron detenidos el martes por el ataque en el sector VIP de Ananá. La víctima, Matías Montín, recibió –según los testigos– dos botellazos (uno en la cara y otro en la nuca) que le produjeron un coágulo entre el cerebro y el cráneo y la pérdida de piezas dentales.

La fiscal Gómez deseaba hacer un reconocimiento de todo lo acontecido en base a las declaraciones de los imputados. “Buscó algún rastro de lo que pasó”, explicó una fuente judicial a Infobae. Este medio también constató que la principal inquietud de Gómez era saber por qué las cámaras de seguridad –tal como informó Cubas– no apuntaban hacia ese sector.

Así escapaban los agresores tras atacar a botellazos al joven de 20 años en Mar del Plata

“Fue a certificar que no haya otras cámaras y a corroborar las imágenes de esa noche”, agregaron. Por otra parte, Gómez quería preguntarle a los dueños por qué los dueños de Ananá no llamaron a la Policía, que fue informada del hecho por los médicos del Hospital Privado de la Comunidad (HPC), lugar en el que internaron a Montín.

Los tres declararon y brindaron una versión desincriminatoria. Galvano se hace cargo de haber golpeado con una botella pero dice que lo hizo en defensa propia, en defensa de sus amigos, por haber sufrido una anterior agresión por parte de Matías y sus amigos. Dice que fue un solo golpe”, expresó ayer por la tarde el fiscal Cubas tras las indagatorias.

Bracamonte y Galvano pasaron la noche en la Unidad Penal Nº 44 de Batán
Bracamonte y Galvano pasaron la noche en la Unidad Penal Nº 44 de Batán

Cubas remarcó que la imputación para Galvano es “lesiones graves”. Para Bracamonte y Belloso “lesiones graves en riña”.

“Mi reconstrucción es que empieza el problema en el baño. Los amigos de Matías aseguran que lo empieza el otro grupo y los indagados manifestaron que fue al revés. Se trató de una gresca menor, insignificante, que se agrava posteriormente”, dijo Cubas.

Matías Belloso fue el tercero en entregarse y, tras declarar, se retiró de Tribunales
Matías Belloso fue el tercero en entregarse y, tras declarar, se retiró de Tribunales

“Se analizaron las cámaras y no tuvieron mucho para aportar. Había solo dos cámaras y estaban ubicadas de frente al lugar; el conflicto ocurrió detrás. No llegaron a captar nada”, enfatizó el fiscal. Es justamente este el punto en el que quiso ahondar Gómez, ya que temía que los dueños ocultasen otras filmaciones.

El martes, Matías y seis amigos ocuparon una “burbuja” del VIP al aire libre. Todos arribaron alrededor de las 20. Tras superar los controles y protocolos sanitarios, fueron situados en el lugar determinado. Cerca de las 23:45, cuatro de sus amigos se retiraron del lugar. Él permaneció junto a Francisco y Santiago, quienes presenciaron el ataque.

Ambos entregaron la misma descripción de lo acontecido y agregaron que, tras el conflicto en el baño, le comunicaron al personal de seguridad lo que les había pasado. Los empleados del lugar les pidieron que identifiquen a los agresores. Al dirigirse hacia ese sector, y antes de lograr identificarlos, relataron que los tres acusados aparecieron con botellas de champagne cerradas y sorprendieron a Matías.

“Dos golpearon y estallaron contra la cabeza de Matías. Le provocaron un corte en la frente y otro en la nuca”, determinó Santiago. Francisco, por su parte, reforzó este punto: “El primer botellazo fue a la altura del pómulo y la frente. Cuando cae, sentado, recibe otro en la nuca”.

Fotos: Christian Heit

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS