Pelea entre vecinos de un country de Tigre: denunciaron al agresor de 18 años y la Justicia constató que la víctima tiene lesiones

Mirko Melfi, el joven adiestrador que agredió a su vecina en medio de una pelea por su perro, fue denunciado y hay medidas cautelares en curso

El barrio privado San Isidro Labrador, en Benavídez, donde se desencadenó la pelea entre vecinos
El barrio privado San Isidro Labrador, en Benavídez, donde se desencadenó la pelea entre vecinos

Lo que comenzó esta semana como un simple conflicto entre vecinos del exclusivo barrio cerrado San Isidro Labrador Country Club, en el partido bonaerense de Tigre, terminó con una escandalosa pelea viral con golpes de puño, patadas y palazos y una denuncia penal en la UFI de Benavídez por lesiones, según confirmaron fuentes judiciales a Infobae.

El altercado ocurrió este martes por la mañana pero la disputa comenzó este lunes por la tarde, cuando Sebastián Alberto García, de 48 años, dueño del lote 96 del barrio, observó que frente a su casa estaba el hijo de uno de sus vecinos, identificado como Mirko Melfi, que realizaba algunos ejercicios de adiestramiento junto a su perro, un ovejero alemán, que estaba sin la correa puesta.

“Él vive en diagonal, a unos 100 metros de mi casa, pero así y todo no teníamos ningún tipo de contacto con él, salvo a este chico que yo lo veía permanentemente con el perro”, contó García esta mañana en diálogo con el canal América.

“Hay un reglamento de convivencia, entonces yo le dije que no podía hacerlo sin collar”, relató el hombre. “Me respondió ‘¿y vos quién sos?’ y en una actitud desafiante me dijo ‘bueno, mejor cuidá a tu perro’, como queriendo decir que el perro de ellos andaba suelto y podía atacar al mío. Le dije que iba a denunciarlo y me amenazó: ‘Te las vas a tener que ver con mi viejo’”. García decidió entonces recurrir como primera medida a las autoridades del country para dar aviso del incumplimiento del reglamento, lo que en algunos barrios cerrados se traduce en multas disciplinarias.

El martes por la mañana, sin embargo, Melfi padre y su hijo volvieron a la puerta del lote 96 para increparlo y empezaron a tocar insistentemente la puerta. “Empezó a golpear cada vez más fuerte, nos asustamos todos y después pasó lo que pasó”, dice García. Lo que pasó se puede ver en el video que registró un teléfono celular dispuesto estratégicamente frente a la puerta de entrada. “Vení, salí un cachito”, se lo escucha decir al padre del joven, “¿qué problema tenés con el chico?”. García, quien había salido a la puerta de su vivienda junto a su mujer, le respondió entonces con una piña y una patada que dio inicio a la salvaje pelea.

Pero mientras los dos hombres adultos se agarraban a piñas, Elizabeth Torres, esposa de Sebastián García, intentó evitar que golpearan a su marido y recibió supuestamente un fuerte golpe de puño por parte de Mirko, que se interpuso entre la mujer y su padre, y empezó a pegarle patadas.


Ante los gritos de la mujer, la empleada doméstica de los García intervino también en la pelea con un palo de escoba que se partió en dos pedazos y que Torres luego utilizó para golpear al dueño del perro. En ese momento bajó también por las escaleras de la casa el hijo de Sebastián y Elizabeth, que se quedó petrificado frente a la puerta observando la triste escena. “Estamos un poco shockeados con esta situación. Pobrecito mi hijo se llevó la peor parte de tener que presenciar esta situación. Ayer lloró mucho y estaba muy angustiado”, se lamentó su padre.

Sebastián García decidió ir a la Justicia y radicó una denuncia por lesiones en la comisaría de Villa La Ñata que está ahora en manos de la fiscal Laura Capra.

Mientras la dueña de casa respondía a las agresiones con el palo, su padre lo defendía al grito de: “¡Es un menor!”. Sin embargo, Mirko ya tiene 18 años y es penalmente responsable de sus actos: cumplió la mayoría de edad el jueves pasado, hace apenas cinco días. Melfi, sin embargo, que en su perfil profesional de la red social LinkedIn se presenta como “adiestrador de perros” y “futuro estudiante de Ingeniería Informática” no fue detenido por el hecho, según confirmaron fuentes judiciales a Infobae.

Al comienzo de la mañana de hoy, la fiscal Capra intentaba determinar la existencia de un delito: poco después del mediodía la titular de la UFI de Benavídez recibió un reporte del Cuerpo Médico que asegura que la víctima presenta lesiones leves, lo que cambia la situación y afirma la existencia de un posible delito.

Así, Capra definirá en las próximas horas si Mirko Melfi es llamado a una indagatoria. Las mismas fuentes judiciales hablan de medidas cautelares en curso.

“Este chico le pegó a mi mujer y le pegó otras veces más que no se llegan a ver en el video. Intervinieron todos los vecinos, que salieron de sus casas por los gritos. La verdad es que fue una situación desagradable. Ella lo único que quería era sacármelo, porque me había tirado a unas plantas y yo no me podía mover”, expresó el hombre, que se mostró afligido por “la actitud patotera” del vecino de ir a buscarlo a la casa donde vive hace 15 años. “Los hijos también son el reflejo de los padres, por eso tomó esa actitud de venir y resolver la diferencia a golpes de puño. Después me enteré que había tenido problemas similares con otros vecinos. La verdad es que es bastante bochornoso”.

Seguí leyendo:

Piñas, patadas y palazos: la salvaje pelea entre vecinos de un country por un chico que estaba con su perro sin la correa

Increíble robo en una compra de Mercado Libre: una estudiante pidió una laptop Mac de $140 mil y le llegó una botella de licor

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos