“Estoy cansada y con mucha rabia, quiero que aparezca mi hijo”: el reclamo de la mamá de Facundo Castro a más de dos meses de su desaparición

Cristina Castro relató a Infobae la pesadilla que vive desde el 30 de abril, cuando se perdió el rastro de su hijo de 22 años después de un control policial en el sur de la Provincia de Buenos Aires. Cómo fueron los días previos a la desaparición y sus quejas sobre el tratamiento del caso por parte de la Policía

jcavanna@infobae.com
La imagen de la familia Castro completa: Facundo, Cristina, Lautaro y Alejandro
La imagen de la familia Castro completa: Facundo, Cristina, Lautaro y Alejandro

En el sonido de la voz de Cristina Castro, de 42 años, no hay lamento. No hay congoja. Sólo se siente rabia, ira y desesperación. Hoy, jueves 9 de julio, se cumplen 70 días de la última vez que cruzó una palabra con su hijo Facundo Astudillo Castro, de 22. Lo último que supo de él fue que la Policía Bonaerense le labró un acta por infringir la cuarentena obligatoria el 30 de abril y luego un llamado del propio facundo.

Mamá, no te das una idea de dónde estoy. No creo que me vuelvas a ver más”, fueron las palabras que Cristina Castro recuerda haber escuchado por parte de su hijo, en su charla telefónica con Infobae.

Facundo desapareció el 30 de abril y todavía, a más de dos meses de su ausencia, no hay ningún indicio sobre su paradero. Recién en las últimas 48 horas se reactivaron las actividades de búsqueda, una parte de la investigación pasó al fuero federal y, más de dos meses después, se apartó a la Policía Bonaerense de la búsqueda, la misma que fue la última en ver con vida al joven oriundo de la localidad bonaerense de Pedro Luro.

"No puedo más de la bronca", le relata Cristina a Infobae en una conversación telefónica.

“A lo largo de todo este mes fuimos manoseados de todas las maneras. Policías que decían una cosa en la comisaría y después declaraban otra cosa ante la Justicia. Demoras en las búsquedas. Yo estoy cansada y con mucha rabia. Quiero que aparezca mi hijo, que lo encuentren vivo o muerto, pero que aparezca”, se lamentó.

Hasta el momento, no hay ninguna persona detenida por la desaparición de Facundo. Lo que en un principio se investigó en el fuero provincial como “averiguación de paradero”, se transformó en una causa de la Justicia Federal, que caratuló la causa como “desaparición forzada”.

Facundo Astudillo Castro volvió a vivir con su madre en febrero, después de haberse separado de su ex novia
Facundo Astudillo Castro volvió a vivir con su madre en febrero, después de haberse separado de su ex novia

Cristina recuerda con nostalgia cómo a principios de año, Facundo volvió a su casa, a vivir con ella, después de haber pasado dos años y medio en Bahia Blanca.

“Nosotros somos muy humildes. Vivimos en una casa sobre el ferrocarril, está construida encima de las vías. Yo trabajo en una estación de servicio sobre el km 808 de la Ruta 3 y soy el único sostén de mis hijos. Por eso, cuando estoy con ellos, es lo que más me gusta en el mundo”, analizó.

Facundo es el hijo del medio. Cristina también crió a Alejandro, de 25, quien ya formó una familia, y Lautaro, de 19, que todavía vive con ella en el mismo hogar.

“En el 2017, Facundo se fue a vivir a Bahía Blanca con la chica que hoy es su ex novia. Se llama Daiana. En los últimos dos años y medios estuvo viviendo ahí. Trabajó como albañil y en un lavadero”, explicó Cristina.

“Él siempre venía a visitarme cada dos semanas. Decía que me venía a visitar a mí, pero en realidad venía a ver a sus amigos. Como se dice, yo era su chivo expiatorio, porque parece que la novia no le dejaba salir mucho. Nosotros nos veíamos recién a la noche, porque podíamos charlar un poco”, agregó.

Facundo Astudillo Castro desapareció el 30 de abril
Facundo Astudillo Castro desapareció el 30 de abril

La madre contó que Facundo regresó a su hogar en febrero, después de haberse separado de su novia. "Prefiero no decir qué pasó entre ellos, pero fue difícil la separación. Él se quedó muy triste. Pero buen, parecía que había empezado a retomar su vida. Poco después de que volvió, se puso a trabajar en una cervecería artesanal de un amigo".

El 29 de abril, un día antes de su desaparición y en plena cuarentena estricta por la pandemia de coronavirus, Facundo se sentía decidido a recuperar la relación de amor. Un amigo le contó a la familia que en una cena de ese día, Facundo le comentó que muy pronto iría a golpear la puerta de su novia para intentar recomponer la relación.

El 30, Cristina, como todas las mañanas, salió hasta la estación de servicio, vio a su hijo dormir en una de las camas de la casa y cerró la puerta.

A eso de las 10.30, me llamó una policía de la ciudad de Mayor Buratovich y me dijo que a Facundo se le había labrado un acta por haber roto la cuarentena. Me llamaron para corroborar el domicilio y nada más. No me dijeron nada de una detención. Yo ni sabía que se había ido de casa y tampoco me dijeron nada sobre ninguna detención. No me preocupé demasiado”.

Facundo junto a un grupo de amigos de Pedro Luro
Facundo junto a un grupo de amigos de Pedro Luro

Después de esa comunicación, Cristina comenzó a llamar a su hijo al teléfono, pero por más de dos horas, no se pudo comunicar. “Recién a las 13.30, Facundo me llamó y sin que yo pueda decir mucho, me dijo ‘Mamá, no te das una idea de dónde estoy. No creo que me vuelvas a ver más’”.

Cristina advirtió sentir rara la voz de su hijo, pero pensó que Facundo se había ido con su ex novia. “Yo no tenía una buena relación con ella, no nos hablábamos. Por eso, pensé que me lo decía porque se había vuelto a Bahía Blanca”.

Pasó poco más de una semana y la madre no se preocupó demasiado. Cristina pensaba que Facundo se había reconciliado.

“Todo se vino abajo cuando después de unas semanas, esta chica se contactó con uno de los amigos de Facundo y le preguntó si sabía cómo estaba él. Ella también pensaba que se había quedado acá para siempre. Ahí nos preocupamos todos”.

“Al principio, intentamos buscarlo por nuestra cuenta, recorrimos lugares, hablamos con otros familiares, con amigos de otros pueblos de por acá. Pero nadie sabía nada”, afirmó Cristina.

Finalmente, Cristina Castro realizó la denuncia en la comisaría de Pedro Luro, con la compañía de sus abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio, el 5 de junio.

“Ahí empezaron todos los problemas con la policía. Que nos decían primero una cosa, después otra. Nadie nos quería responder nada”.

El 15 de junio se suspendió la primera fecha destinada a la realización de un rastrillaje en Mayor Buratovich. “Ese mismo día, una oficial de apellido Flores, declaró ante la comisaría de Villa Luro que, después de labrarse el acta, ella lo llevó a Facundo en su auto particular hasta Teniente Origone”.

Al momento de su desaparición, Facundo se dirigía hacia Bahía Blanca para intentar reconciliarse con su novia
Al momento de su desaparición, Facundo se dirigía hacia Bahía Blanca para intentar reconciliarse con su novia

Finalmente, el 19 de junio se llevó a cabo el primer rastrillaje, que comprendió el trayecto desde Pedro Luro hasta Intendente Origone, con una búsqueda especial en Mayor Buratovich.

“Ese día, otro oficial de Origone, de apellido González, me dijo que le había hecho una nueva multa en esa ciudad a Facundo. Que mi hijo no llevaba el DNI y hasta me mostró con su celular una foto de la licencia de conducir de Facundo. Después dijo que vio a Facundo subiéndose a una camineta Renault Oroch gris y que el vehículo se esfumó en dirección a Bahía Blanca”.

“Pero lo peor es que cuatro días después, cuando ese mismo oficial tuvo que declarar en la comisaría, cambió su versión y dijo ahora que mi hijo se había marchado del lugar a pie”.

La incertidumbre y la falta de una comunicación certera se apoderó de todo el caso hasta el 27 de junio, cuando los abogados de Cristina Castro recibieron noticias clave: “Nos contactaron tres personas de Mayor Buratovich y todos dijeron haber visto cuando la Policía detenía a Facundo en un control sobre la Ruta 3, apenas pasada la entrada a esa ciudad, y después o metían en uno de los patrulleros policiales”.

"Después de eso, desde la Policía Bonaerense hubo mucho hermetismo con nosotros, no nos dieron más soluciones y se desentendían de todo", se quejó Cristina.

“Incluso, lo peor es que yo conocía a esta oficial Flores, porque ella venía casi todos los días a la estación de servicio donde trabajo para hacer un chequeo de control del lugar. Vienen, revisan todo, toman algo y se van. Pero buen, desde ese 15 de junio que habló, ella no vino nunca más a la estación de servicio donde trabajo”, afirmó la madre del joven desaparecido.

Entre 2017 e inicios de 2020, Facundo Astudillo Castro vivió en Bahía Blanca
Entre 2017 e inicios de 2020, Facundo Astudillo Castro vivió en Bahía Blanca

La historia llegó a los últimos días, en los que finalmente el fiscal provincial Rodolfo De Lucía ordenó el apartamiento de la Policía Bonaerense de la búsqueda de Facundo. A su vez, la titular del Juzgado Federal Nº 2 de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón y el fiscal subrogante de la Fiscalía Federal Nº 1, Santiago Ulpiano Martínez, determinaron el allanamiento de la subestación de Policía Bonaerense de Mayor Buratovich.

Allí, se secuestraron los teléfonos de los cuatro policías bonaerenses intervinentes en ese destacamento y también se allanó una camioneta Hilux, identificada como vehículo Nº 23.360 de la fuerza policial, que se lo investiga como el vehículo en el que se habrían llevado detenido a Facundo.

"Fue algo que nos alivió un poco, pero el manoseo no se termina", le relató Cristina a Infobae.

“Ayer (miércoles 8) nos reunimos con gente del Ministerio de Seguridad de Berni. Cuando estábamos en la charla, nos llamó gente vecina de la zona y nos dijeron que en la rotonda de entrada a la localidad de Gral Cerri, había efectivos de la Policía Bonaerense parando autos. Nos dijeron que les mostraban una foto de Facundo a la gente y le decían que si lo veían, no lo levantaran con sus autos porque era un delincuente y estaba armado. Les pedimos ahí mismo a la gente de Berni que investiguen si eso estaba pasando y quiénes eran los policías que estaban haciendo eso”, explicó.

Se espera que en los próximos días, la causa pueda avanzar con el peritaje de los teléfonos celulares y la habilitación de Facebook e Instagram para indagar la actividad de todos los protagonistas de la historia en las redes sociales.

“Yo quiero que nos dejen de mentir en la cara y nos digan dónde está Facundo. Quiero que se termine esto. Quiero saber dónde está”, afirmó Cristina.

Seguí Leyendo:

Una nueva pista: la Justicia investiga la camioneta de la Policía Bonaerense que estaba en el control donde Facundo Castro fue visto por última vez



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos