La casa de Las Rosas al 2800 donde este lunes al mediodía ocurrieron los hechos
La casa de Las Rosas al 2800 donde este lunes al mediodía ocurrieron los hechos

Una mujer fue asesinada este lunes delante de su hija de 7 años de al menos cinco puñaladas en su casa del partido bonaerense de Escobar, donde fue atacada por su esposo, quien luego se suicidó clavándose el cuchillo en el estómago.

El hecho ocurrió al mediodía en una vivienda situada en Las Rosas e Inmigrantes, cerca del Mercado de Frutos de partido del noreste de la provincia de Buenos Aires, donde la víctima, identificada por la justicia como María Yusco, residía junto a su marido, Jerónimo Cruz, los dos de nacionalidad boliviana; y una hija de ambos.

Todo comenzó cuando un vecino del matrimonio escuchó gritos de pelea y llamó al 911, por lo que los efectivos se trasladaron hasta la casa, en una de cuyas habitaciones hallaron a Yusco muerta y en otra al hombre, malherido.

De acuerdo con los voceros, en el lugar se hallaba ilesa la pequeña hija de ambos y un vecino, ambos testigos presenciales de lo ocurrido.

La víctima presentaba al menos cinco heridas de arma blanca, más múltiples cortes más leves, mientras que su esposo tenía una puñalada en el estómago, a raíz de lo cual fue trasladado al Hospital de Escobar, donde murió horas después tras ser intervenido quirúrgicamente.

En base a los elementos recabados hasta el momento, se pudo determinar que el hombre atacó a su mujer con un cuchillo en una habitación y luego de cometer el femicidio se dirigió al dormitorio contiguo donde se autolesionó con la misma arma, la cual fue secuestrada en el lugar.

Patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires
Patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires

Según se supo no había denuncias previas por violencia de género de parte de la víctima contra su esposo, al tiempo que éste tenía antecedentes por trata de personas.

Por esa causa, el presunto femicida había sido detenido en la provincia de Jujuy y alojado en el penal de Ezeiza, aunque actualmente gozaba de una prisión domiciliaria.

En tanto, la hija de la mujer asesinada recibió contención psicológica de parte de expertos del área de Niñez y Adolescencia de Escobar y quedará al resguardo de otros familiares que residen en esa zona.

La causa quedó a cargo del fiscal Cristian Fabio, de la Unidad Funcional de Instrucción descentralizada 4 de Escobar, quien se hizo presente en la escena del crimen junto al personal de Policía Científica abocado a los peritajes.

Seguí Leyendo: