Una mujer fue asesinada de seis puñaladas por su pareja en Villa del Totoral, provincia de Córdoba, luego de que éste fuera denunciado por la víctima hace exactamente una semana. Miguel Gutiérrez ingresó el lunes por la noche al trabajo de Denise Vergara, quien ejercía tareas administrativas en una planta industrial a 85 kilómetros de la capital provincial. Allí, frente a sus compañeras, la atacó con un cuchillo y la mató de seis puñaladas. Luego escapó.

Tras el femicidio, el agresor se entregó a la policía y quedó detenido. De acuerdo al relato de las fuentes judiciales, el hombre de 40 años, padre de un niño 3 que tenía junto a Vergara, conocía a la perfección el interior de la fábrica de la firma Coverflex. La mujer fue sorprendida mientras finalizaba su jornada laboral.

Al completar su turno, pasadas las 22, la esperó escondido dentro del predio, del cual conocía cada movimiento diario. Vergara, de 31 años, se retiraba de la compañía junto a dos compañeras y fue emboscada por Gutiérrez, quien arremetió sobre ella sin mediar palabras. Pese al estricto control de seguridad, el asesino logró escapar por el mismo agujero que realizó en el cerco perimetral para ingresar.

Vergara recibió cuatro puñaladas en el tórax y dos en el abdomen. Murió en el acto. Sus compañeras intentaron detener la hemorragia mientras esperaban al servicio de emergencia. Sin embargo, por la gravedad de las heridas en dichas zonas vitales del cuerpo, no pudieron salvarla. Recién en la madrugada del martes Gutiérrez se comunicó con la policía local y se entregó en las cercanías de la intersección de las rutas nacionales 9 y 60, a unos cinco kilómetros de la escena del crimen.

Vergara y Gutiérrez llevaban 10 años en pareja: tenían un hijo de 3
Vergara y Gutiérrez llevaban 10 años en pareja: tenían un hijo de 3

Estaban juntos, vivían juntos hasta el ultimo episodio del viernes pasado 28 de febrero. Nosotros nos dimos cuenta el domingo 1 de marzo de que le había pegado. En todo el fin de semana no se había notado porque le había pegado en la frente. Pero el lunes ya le bajó y se le pusieron morados los ojos; mi madre se percató de eso”, relató Nicolás Vergara, hermano de la víctima, a Télam.

Lidia Figueroa, familiar de la mujer asesinada, le manifestó al Canal 12 de Córdoba que Denise llevaba varios días viviendo en la casa de sus padres ya que se sentía amenazada por su pareja luego de denunciar, el 2 de marzo pasado, los actos de violencia que venía sufriendo. También detalló que en estos últimos días se la vio “golpeada y con moretones en la cara” y que su pareja “no cumplía con la orden de restricción: pasaba todos los días para amenazarla a ella y su padre”.

El hermano de la víctima reveló que su hermana no contaba con botón antipánico ni custodia policial, por lo que consideró que “es una muerte más que se podría haber evitado si se cumplía con los protocolos de seguridad y prevención para estos casos. Esto venía desde hace tiempo, varios episodios de estos había sufrido mi hermana”, contó el hombre en diálogo con la FM Más Radio, al describir la relación que Denise mantenía con el acusado, con quien estaba en pareja desde hacía 10 años.

La víctima lo había denunciado el 1 de marzo por violencia de género
La víctima lo había denunciado el 1 de marzo por violencia de género

“Se quebró, conversamos con ella, le dije que confiara en mí, que no tuviera miedo”, continuó el hermano, quien indicó que un día antes de que se efectuara la denuncia, Gutiérrez comenzó a amedrentar al resto de la familia. “Vino a a amenazar a mi padre, le dijo que le iba a entregar a la hija en un cajón”, aseguró.

Vergara completó que Gutiérrez conocía el lugar donde trabajaba su hermana “porque él también había trabajado allí”. Y agregó: "La esperó oculto en un sitio hasta que la atacó por atrás, por la espalda”. El fiscal de Instrucción y de familia de Jesús María, Guillermo Monti, tiene a cargo la investigación del hecho.

SEGUÍ LEYENDO: