Enfrentamiento a tiros en una estación de servicios en Villa Trujui

Faltaban unos minutos para las 14 de este viernes cuando una estación de servicio ubicada sobre avenida Julio Argentino Roca y Lincoln, en la localidad bonaerense de Villa Trujui del partido de Moreno, se convirtió en escenario de enfrentamiento armado entre un policía y dos delincuentes que intentaron robarle.

El hecho quedó filmado por las cámaras de seguridad del lugar. En las imágenes se observa que el agente, un suboficial inspector de drogas ilícitas de Campana que estaba fuera de servicio y vestido de civil, había retirado dinero de un cajero automático y se subió a su camioneta estacionada cuando los ladrones lo abordaron para quitarle la plata.

Uno de los delincuentes se acercó al vehículo caminando. Vestido con una remera roja y usando gorra, sacó un arma de un bolso que llevaba colgando, mientras el otro, a bordo de una moto, se asomó desde otra dirección.

El ladrón armado le abrió la puerta al conductor, le arrojó un culatazo y ambos empezaron a forcejear. Unos segundos después, el oficial de la Bonaerense extrajo su arma reglamentaria, una pistola Taurus calibre 9 milímetros y se bajó de la camioneta para repeler la agresión e iniciar el tiroteo.

Al ver la pistola, los motochorros inmediatamente trataron de escapar y el oficial de policía los corrió. En ese instante, un empleado que quedó en medio del fuego cruzado recibió un disparo en una pierna. El playero luego fue asistido y trasladado a un centro médico cercano. Está fuera de peligro.

En el momento en que se producía la balacera, las cámaras también mostraron a un padre caminando con su hijo pequeño por el medio de la playa de la estación, quien cuando escucha las detonaciones, levantó al menor y salió corriendo.

Uno cómplice logró escapar
Uno cómplice logró escapar

Como consecuencia del enfrentamiento, el delincuente que estaba a pie murió, mientas que su cómplice huyó del lugar a bordo de la moto. El policía, por su parte, resultó ileso.

En la investigación interviene la fiscal Gabriela Urrutia, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, quien ordenó la presencia de la Policía Científica en el lugar.

Hasta el momento, la fiscal no definió si se trata de un caso de legítima defensa o abuso de fuerza y por lo tanto no adoptó ninguna determinación en cuanto al policía. Para ello espera del resultado de las pericias correspondientes, que revelarán de qué arma salió la bala que hirió al empleado.

Otro de los frentes de la investigación se centra en conocer si los delincuentes venían siguiendo al oficial, o si fue un asalto “al voleo”.

SEGUÍ LEYENDO: