La mañana del martes pasado, cerca de las 11, Matías P. (19 años) y Cristian M. (24 años) se encontraron en una estación de servicio de la ciudad de Rafaela con dos adolescentes a los que les habían robado un teléfono celular. Los menores habían accedido a juntarse con los delincuentes para recuperar el dispositivo: le iban a pagar a los ladrones para que se los devolvieran.

La negociación no terminó de la mejor manera. Fuentes de la investigación indicaron que de un momento a otro se produjeron gritos y forcejeos entre Matías P. y Cristian M., y los adolescentes.

Por ese lugar, en la intersección de las avenidas Mitre y Roque Sáenz Peña, justo pasaba con su moto Gonzalo Glaría (26). El joven se percató de lo sucedido e inmediatamente intercedió. Vio que los delincuentes se dieron a la fuga y los persiguió hasta que se les puso a la par. Los tres comenzaron a empujarse y arrojarse patadas mutuamente.

Gonzalo Glaría tenía 26 años
Gonzalo Glaría tenía 26 años

La persecución terminó a las pocas cuadras, cuando ambos conductores perdieron el control de las motos y los ocupantes cayeron al pavimento. Glaría se llevó la peor parte: chocó contra un auto que estaba estacionado sobre la calle Triunvirato.

Una cámara de seguridad registró el accidente. En las imágenes se observa que Glaría golpeó su cabeza y el tórax contra el vehículo. El joven quedó herido en el suelo, visiblemente lastimado, sin poder ponerse de pie. Uno de los ladrones se le acercó y empezó a patearlo en el piso. Luego se subió a la moto y escapó a toda velocidad junto a su cómplice.

Glaría fue asistido por médicos, pero minutos más tarde perdió la vida. Los resultados de la autopsia aún no se difundieron.

Una multitud marchó para pedir justicia por la muerte del joven (@SofiaBiava)
Una multitud marchó para pedir justicia por la muerte del joven (@SofiaBiava)

Matías P. fue detenido ayer por la tarde. Su padre lo llevó a la sede de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rafaela. Esta mañana, Cristian M. hizo lo propio y se entregó a las autoridades. La fiscal a cargo de la investigación, Ángela Capitano, ordenó allanamientos a sus domicilios. La moto en la que se movilizaban fue secuestrada.

Cuando el caso salió a la luz, las primeras versiones indicaban que los motochorros le habían robado a una mujer y en ese contexto se dio la persecución, pero en las últimas horas los investigadores lograron reconstruir lo ocurrido.

El caso generó fuerte conmoción en la ciudad. Anoche, vecinos salieron a la calle a pedir justicia por la muerte de Glaría y llevaron a cabo una multitudinaria movilización a la sede fiscal y al Palacio Municipal para reclamar por mayor seguridad.

Vecinos de Rafaela reclamaron mayor seguridad (@SofiaBiava)
Vecinos de Rafaela reclamaron mayor seguridad (@SofiaBiava)

SEGUÍ LEYENDO: