Una cámara de la joyería registró parte del asalto

El miércoles pasado un delincuente ingresó a robar una joyería ubicada en el barrio porteño de Retiro. Allí estaba una empleada, sentada en el mostrador. El ladrón tomó dinero, unos 10 mil pesos, y algunas joyas. Pero antes de irse abusó de la mujer.

La llevó al baño del local, la manoseó y se masturbó delante de ella.

Una cámara de seguridad del comercio registró parte de la secuencia. En las imágenes se observa a la víctima abordada por el abusador que, aparentemente alterado, gesticula con las manos mientras le habla.

En un momento, la mujer se levanta, abre una puerta y él la va detrás de ella. Poco después, la víctima contó a los investigadores del caso que el hombre la obligó a ir al baño del lugar, donde le exigió que se quitara la remera, la maniató y se masturbó.

La cámara de seguridad, que ilustra esta nota, fue clave: permitió identificar al abusador.

El delincuente había robado una zapatería en Recoleta un día antes
El delincuente había robado una zapatería en Recoleta un día antes

La víctima fue primero asistida por personal del SAME. El abusador, además, la golpeó en la cara antes de escaparse. La trasladaron a una oficina de violencia de género de la Policía de la Ciudad, donde recibió contención psicológica. Luego, radicó la denuncia.

Los investigadores cruzaron datos con otro hecho y establecieron que el mismo ladrón había robado un día antes una zapatería ubicada en Recoleta.

Efectivos de la Comisaría Vecinal 1 A estaban realizando rastrillajes por la avenida Ramos Mejía, en Retiro, cuando obtuvieron un dato clave para encontrarlo: tomaron conocimiento de que estaba dentro de la Villa 31. Fueron para allí y en la recorrida por el lugar finalmente lo encontraron.

El delincuente intentó fugarse, pero lo atraparon a los pocos metros. Desde entonces permanece detenido, a disposición de la Justicia.

Está detenido, acusado de “robo reiterado y abuso sexual sin acceso carnal”.
Está detenido, acusado de “robo reiterado y abuso sexual sin acceso carnal”.

En la causa interviene el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional de Instrucción N° 38, a cargo del juez Fernando Caunedo, desde donde ordenaron el arresto por los delitos de “robo reiterado y abuso sexual simple”.

SEGUÍ LEYENDO: