Los delincuentes ingresaron al cementerio privado justo en el momento en el que uno 300 policías despedían los restos de un oficial
Los delincuentes ingresaron al cementerio privado justo en el momento en el que uno 300 policías despedían los restos de un oficial

Además del dolor y la conmoción que causó en toda la provincia de Santa Fe, la muerte del agente de tránsito que fue atropellado durante un control vehicular en la localidad Pérez se vio relacionada por un insólito episodio policial: dos ladrones, que venían de asaltar una farmacia, ser perseguidos por un patrullero a lo largo de más de 15 cuadras y chocar en una rotonda, ingresaron al cementerio privado justo en el momento en el que alrededor de 300 policías despedían los restos del agente atropellado.

No pasó más de un minuto para que los delincuente fueran perseguidos y reducidos sobre al costado de una de las tumbas. Les incautaron una pistola calibre 380 y el botín que lograron obtener en la farmacia. Un tercer cómplice había sido detenido en el cruce de rutas donde quedó vehículo en el intentaron fugar, según consignó el diario La Capital de Rosario. El absurdo hecho se registró ayer por la mañana en el cementerio El Pardo, ubicado a 400 metros del cruce de las rutas nacional 33 y provincial 14.

Uno de los delincuentes fue identificado como Marcelo “Oso” Ifrán, un hombre de 54 años con antecedentes. En mayo de 2011 fue condenado a 7 años y 6 meses de cárcel por robar un supermercado chino y un local de empanadas, pero como tenía una condena anterior a 15 años le unificaron la pena en 22 años y 6 meses. Al acceder al beneficio de salidas transitorias, no regresó.

Así quedó el auto que embistió al agente de Tránsito en Santa Fe (Ministerio de Seguridad de Santa Fe)
Así quedó el auto que embistió al agente de Tránsito en Santa Fe (Ministerio de Seguridad de Santa Fe)

Sus cómplices fueron Juan “Smuky” A., de 40 años, y Luis P., de 33. Según precisó Ministerio de Seguridad, el primero tiene un prontuario que incluye homicidio, robo calificado, resistencia, robo simple y lesiones. Del otro, informó que con el robo de ayer abrió su prontuario. Los tres quedaron a disposición del fiscal de la Unidad de Flagrancia Pablo Socca, quien los imputará por robo calificado doblemente agravado por uso de armas y por ser en poblado y en banda, resistencia a la autoridad agravada por uso de armas y portación de armas.

A pesar de la gran experiencia y de sus antecedentes, los ladrones entraron al cementerio sin percatarse de que el cementerio estaba minado de los policías que despedían al agente del Comando Radioeléctrico Marcos Fernando Di Fazio, de 39 años, quien fue embestido por un hombre que quiso evitar un control de tránsito. El, conductor, identificado como Matías Ezequiel Erbayo (28), quedó detenido y acusado del delito de “homicidio simple con dolo eventual”, la misma calificación que recibió el periodista Eugenio Veppo, hoy preso en el penal de Ezeiza por atropellar y matar a una agente de tránsito en el barrio porteño de Palermo.

Seguí leyendo