La pizzería de Dock Sud donde un policía baleó a una adolescente que junto a tres cómplices intentó asaltar
La pizzería de Dock Sud donde un policía baleó a una adolescente que junto a tres cómplices intentó asaltar

Una adolescente de 16 años murió este miércoles tras ser baleada en la cabeza cuando junto a tres cómplices asaltó una pizzería y un policía federal que estaba como cliente les disparó al tratar de evitar el robo, en la localidad bonaerense de Dock Sud.

El hecho ocurrió alrededor de las 22 en avenida Agustín Debenedetti y Combatiente de Malvinas, en jurisdicción de la mencionada localidad del partido de Avellaneda, en la zona sur del conurbano.

Todo se inició cuando un cabo primero de la Delegación San Martín de la Policía Federal Argentina, que estaba de licencia anual, iba a visitar a sus hijos que viven en la zona vestido de civil.

El efectivo circulaba a bordo de una moto Honda color rojo hasta que en un momento se percató de que el neumático trasero se había pinchado, por lo que comenzó a buscar una gomería en Dock Sud.

Y allí como el cabo no encontró ninguna paró en una pizzería, donde llamó a su compañía de seguros para solicitar una grúa, tras lo cual pidió dos empanadas.

Mientras esperó el remolque dentro del local, dos delincuentes ingresaron con fines de robo y lo apuntaron con un arma de fuego. Los asaltantes le exigieron que les entregara el dinero que tenía encima y su teléfono celular pero el policía les respondió que tenía sus pertenencias en la moto.

Patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires
Patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires

En ese momento y sin mediar palabra, uno de los ladrones efectuó un disparo, por lo que el cabo se arrojó al piso y dio la voz de alto.

El federal sacó su pistola Bersa Thunder y tras tirar cuatro balazos, ambos delincuentes salieron corriendo con dinero y los teléfonos de los empleados de la pizzería.

El efectivo los persiguió unos metros a pie hasta que uno de los asaltantes que continuó disparando ascendió a un Chevrolet Corsa negro que los estaba esperando con al menos dos personas más.

El policía repelió la agresión pero el vehículo aceleró rápidamente y huyó con sus ocupantes a bordo. Sin embargo, efectivos de la comisaría 3ra. de Dock Sud que fueron alertados tras el tiroteo, constataron que en calles Núñez y José Mazzini, a dos cuadras del negocio, estaba tendida en el piso una adolescente de 16 años que había recibido un balazo en el cráneo y con ella a su lado, un chico de 17 años les dijo a los policías que habían sido víctimas de un robo.

La adolescente, identificada como Abril Micaela Gómez, fue trasladada de urgencia al Hospital Fiorito, donde el miércoles cerca de las 16 murió mientras estaba internada en terapia intensiva tras ser operada a raíz de la lesión sufrida en el parietal izquierdo con orificio de entrada y de salida.

"Está en un estado irreversible, tiene un tiro en la cabeza y prácticamente muerte cerebral", había publicado en su página de Facebook una hermana de la joven.

En tanto, los investigadores comenzaron a sospechar que la pareja cometió el asalto a la pizzería. Personal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil indagó al adolescente que confesó que había participado en el hecho pero que las personas que habían ingresado a la pizzería eran los dos que escaparon.

Hospital Fiorito donde falleció la adolescente baleada que junto a tres cómplices intentó robar una pizzería en Dock Sud
Hospital Fiorito donde falleció la adolescente baleada que junto a tres cómplices intentó robar una pizzería en Dock Sud

No obstante, el auto que utilizaron para huir se trató de un remís que fue ubicado por la policía y el chofer de 30 años les relató a los pesquisas que lo habían llamado por teléfono para un viaje.

Según precisó el conductor, la pareja y otros dos jóvenes lo hicieron manejar hasta la pizzería, donde dos de ellos descendieron para cometer el robo hasta que minutos después se originó el enfrentamiento que terminó con la chica herida.

El auto fue peritado por el personal policial que constató que la luneta trasera estaba estallada y en el asiento trasero había un charco de sangre.

Con estos datos, la fiscalía dispuso la aprehensión del joven y no tomó ningún temperamento con el policía involucrado en el hecho.

Seguí Leyendo