El dueño de la empresa de alfajores "Capitán del Espacio" fue víctima de un violento asalto cometido por cinco delincuentes que lo maniataron, lo golpearon, le robaron dinero en efectivo y las llaves de la fábrica.

Ayer por la tarde, el empresario Mario Díaz llegaba a su casa de la localidad de Bernal, partido de Quilmes, acompañado por su esposa, cuando fue sorprendido por cinco delincuentes que lo obligaron a ingresar a la vivienda de la calle Aristóbulo del Valle al 300.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Díaz fue maniatado con unos cordones y golpeado por los asaltantes que le exigían dinero y objetos de valor. Los ladrones se llevaron dinero en efectivo y las llaves de la fábrica de alfajores "Capitán del Espacio", ubicada a la vuelta de esta vivienda, en la calle Gran Canaria al 300. Allí se dirigieron luego de asaltar la casa del empresario.

Los alfajores lograron convertirse en un mito viviente
Los alfajores lograron convertirse en un mito viviente

Los investigadores intentan determinar si se trató de un robo premeditado y si conocían que Díaz era el dueño de la fábrica de alfajores, como así también si sustrajeron pertenencias de la empresa.

La causa quedó a cargo del fiscal Ariel Rivas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Quilmes, quien caratuló el hecho como robo agravado por el empleo de arma de fuego y ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona para poder identificar a los asaltantes.

Capitán del Espacio es una icónica marca de alfajores que surgió en febrero de 1962. Con 56 años de historia, se transformó en una leyenda del conurbano bonaerense. Una pyme con más de medio siglo de vida. La primera fábrica fue en Ezpeleta, al año se mudaría a la zona oeste de Bernal y una década más tarde se terminaría instalando en la calle Gran Canaria (Quilmes) donde se encuentra actualmente.

Su fundador, Ángel de Pascalis, murió en 2012. En la década del ´60 junto a su amigo y socio Arturo Amado, fueron los artífices de una empresa que trascendió con la particularidad de ser promocionado a través del boca en boca, evitando el marketing convencional.

“Angelito”, como lo conocían en la fábrica, fundó la empresa y falleció en 2012
“Angelito”, como lo conocían en la fábrica, fundó la empresa y falleció en 2012

"Primeros en la conquista del buen gusto", reza su eslogan. En 2006, Capitán del Espacio fue distinguido como campeón del Mundial de Alfajores, luego de llegar a la final contra dos conocidos rivales -ambos con presencia en todo el país- como Jorgito y Terrabusi. El evento fue realizado por un blog argentino y coronó a un alfajor que continuamente gana adeptos, como también refuerza el sentimiento de sus acérrimos defensores.

Blanco, chocolate, fruta y triple. Son cuatro variantes para un alfajor que también dejó alimentar, por la falta de información, las diferentes versiones acerca de su nombre. Una era que la marca era un homenaje a la canción "El anillo del capitán Beto", de Luis Alberto Spinetta. Otra, que el nombre estaba inspirado en el astronauta Neil Armstrong, teoría reforzada por el hecho de que el logo del alfajor era un niño astronauta. Sin embargo, tanto la canción de Spinetta (1976) como la llegada del hombre a la Luna (1969) son posteriores al nacimiento de los alfajores.

SEGUÍ LEYENDO: