Adrián Albanese, el pizzero asesinado
Adrián Albanese, el pizzero asesinado

La Policía de la provincia de Buenos Aires detuvo en las últimas horas a un joven de 20 años por el crimen de Adrían Albanese (40), el pizzero que fue asesinado de un balazo después de que tres delincuentes entraran a robar a su comercio en la localidad de Banfield.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, el sospechoso fue identificado como Nahuel Ignacio "El Negro" Rodríguez y aprehendido tras un procedimiento en Villa Diamante. La policía incautó, además, vestimenta utilizada por el presunto delincuente el día del hecho.

Los procedimientos para dar con el paradero de los otros sospechosos siguen, mientras que el detenido fue puesto a disposición de la UFI N°6, a cargo de Gerardo Morais y del juzgado de Garantías 6 a cargo de Laura Ninni, ambos del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

El detenido tiene 20 años
El detenido tiene 20 años

El crimen ocurrió antes de la medianoche del sábado en la pizzería "Don Albanese", ubicada en la esquina de avenida Adolfo Alsina y Peña. Los ladrones, armados y vestidos con camperas y gorras, ingresaron al local poco antes del cierre y amenazaron al dueño. El objetivo principal era llevarse la recaudación, pero al parecer no fue suficiente.

Según relató el cuñado de Albanese, uno de los delincuentes quiso sacarle la sortija de bodas y como no podía obtenerla, empezaron a forcejear. Tras algunos segundos, el ladrón le disparó al pizzero en la cabeza y huyó con sus cómplices en un auto Ford KA. La víctima murió en el acto.

El detenido fue identificado como Nahuel Ignacio Rodríguez
El detenido fue identificado como Nahuel Ignacio Rodríguez

"Mi cuñado no se resistió en ningún momento. En las cámaras se puede ver claramente", contó a TN Rodrigo, hermano de la esposa de Adrián. Según Rodrigo, al momento del asalto "había mucha gente" que pasaba por la esquina por el Día del Amigo pero, "lamentablemente, esta cuadra (por Peña) a la noche es muy oscura".

Familiares, amigos y vecinos repudiaron el crimen a través de las redes sociales y algunos de ellos se reunieron ayer por la tarde frente a la pizzería de la víctima, que tenía un hijo de cuatro meses y era conocida en la zona.

Entre otras cosas, el hombre contó que Albanese "armó un grupo de Whatsapp" y "puso cámaras de seguridad para el lado de la cuadra" para reforzar la seguridad del barrio.

Seguí leyendo