La policía porteña detuvo a 174 personas con el sistema de reconocimiento facial
La policía porteña detuvo a 174 personas con el sistema de reconocimiento facial

El 24 de abril la ciudad de Buenos Aires presentó el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos (SRFP), un mecanismo que opera directamente con otro sistema, el de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (CONARC) y que nació con el objetivo de colaborar con la Justicia argentina para lograr atrapar a 46 mil prófugos judiciales a nivel nacional.

En menos de tres meses, el gobierno porteño comunicó los primeros resultados de este nuevo sistema, en el cual se identificó y puso a disposición de la Justicia a 1.043 personas; 174 de ellas quedaron detenidas por delitos graves, siendo los casos más importantes el de 9 acusados de homicidio, 8 por delitos sexuales, 9 por causas vinculadas a drogas y 45 por robos y hurtos.

Los prófugos son buscados por delitos que van desde robos y hurtos hasta contrabando. También por lesiones, estafa, amenazas, drogas, homicidios, delitos sexuales, falsificación, encubrimiento, portación de armas, entre otros.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe y ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, presentaron este primer informe para el cual se dispusieron desde el primer día 7 mil cámaras de seguridad con la utilización de un software que rota en 300 cámaras durante las 24 horas y detecta de manera automática la presencia de algún prófugo.

"Seguimos poniendo la tecnología a disposición del cuidado de la gente. Son delincuentes, violadores y asesinos que estaban caminando al lado nuestro. La verdad que está funcionando incluso mucho mejor de lo que esperábamos", sostuvo Rodríguez Larreta.

El reconocimiento facial permite detectar al instante si esa persona está prófuga de la Justicia
El reconocimiento facial permite detectar al instante si esa persona está prófuga de la Justicia

Mediante el reconocimiento facial se generarán alertas de detención de personas buscadas exclusivamente por orden judicial. "El porcentual de asertividad es de 93% en el total de pruebas que se realizaron. Es uno de los mejores reconocimientos faciales de prófugos del mundo, en los máximos estándares internacionales", explicó Cecilia Amigo, jefa de gabinete de la Secretaría de Administración de Seguridad.

El CONARC cuenta con más de 46 mil imágenes de los delincuentes, las cuales se pueden consultar en su página web. El listado se actualiza cada día, de manera automática, con altas y bajas, a través del Registro Nacional de Reincidencias (RENAPER). Cuando una persona es detenida o la orden judicial queda sin efecto, los datos personales son destruidos y borrados del sistema.

El software costó $2.300.000 y tendrá validez por 17 meses. En el monto se contemplaron los servidores de procesamiento, el desarrollo, las licencias mencionadas y la instalación de nuevas cámaras de seguridad.

"Detecta rostros de perfil, con gorra, capucha y semicubiertos. En todas las pruebas que hicimos fuimos cambiando la fisonomía (la barba, por ejemplo) de la persona. Todo cambio fuera de los rasgos faciales los detecta absolutamente. Si la persona lleva un casco de moto puesto, no. Las pruebas fueron 100% eficientes", completó Amigo.

SEGUÍ LEYENDO: