La cámara de seguridad que muestra a Navarro Cádiz un día antes del crimen.
La cámara de seguridad que muestra a Navarro Cádiz un día antes del crimen.

Juan José Navarro Cádiz, alias "El Cebolla", de 24 años, había dejado demasiadas marcas. No fue difícil identificarlo como supuesto partícipe en la trama que terminó en la muerte del diputado riojano Héctor Olivares y el funcionario catamarqueño Miguel Yadón.

Para empezar, era el titular del viejo Renault 19 con el que Juan Jesús Fernández, el titular del Volkswagen Vento del que salieron las más de diez balas que mataron a Olivares y Yadón, se fugó a Concepción del Uruguay en Entre Ríos. A Fernández lo acompañaba Miguel Navarro Fernández, español, el padre del "Cebolla". Los dos quedaron detenidos. Se cree que huían hacia Uruguay vía Colón. Juan José había cruzado apenas horas antes con su madre. Interpol lo encontró en la ciudad de Paysandú, donde sigue detenido hasta hoy.

El departamento de la calle Montevideo de Navarro Cádiz, minado por botellas de cerveza vacías, fue allanado por la Federal: encontraron una pistola calibre 40, el mismo con el que mataron a Olivares y Yadón. Pericias luego determinaron que esa pistola era el arma homicida.

Fernández y Navarro Fernández, cuando fueron detenidos en Entre Ríos (@Urdi24)
Fernández y Navarro Fernández, cuando fueron detenidos en Entre Ríos (@Urdi24)

En paralelo al trabajo de la PFA coordinado por el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades, la Policía de la Ciudad comenzó un relevo intensivo de cámaras. Encontraron, por ejemplo, a Navarro Cádiz en una filmación privada de un domicilio en su cuadra, junto a su pareja e hija.

Por otra parte, la fuerza porteña se hizo de otras filmaciones y testimonios que apoyan la teoría de un tercer ocupante sobre el Vento en el día del crimen, y no dos -Fernández y Navarro Cádiz- como se creía en un primero momento. El padre del "Cebolla" sería ese tercer ocupante, según aseguran fuentes policiales a Infobae. Sin embargo, otras fuentes en Tribunales son más reservadas al respecto. "Faltan relevar más filmaciones", aseguró un investigador clave en el caso.

Por otra parte, fuentes policiales y judiciales hablan de una cámara que sitúa al Vento en Plaza Congreso 24 horas antes del crimen, un posible signo de premeditación.

Sin embargo, a más de una semana del crimen, el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades no encuentran material suficiente para establecer un móvil para el crimen más allá de matar por capricho.

Por otra parte, se especula con que Navarro Cádiz sería trasladado hoy desde Uruguay para declarar, aunque no existía hasta el mediodía una confirmación efectiva del traslado. Su indagatoria se vuelve clave para dilucidar el móvil del crimen, si es que lo hubo.

Seguí leyendo: