El barrio “Fracción 14” de Comodoro Rivadavia, el escenario de un violento linchamiento
El barrio “Fracción 14” de Comodoro Rivadavia, el escenario de un violento linchamiento

Un impactante episodio de furia y violencia convulsiona a Comodoro Rivadavia en Chubut. El presunto ataque sexual a un chico de 12 años el lunes por la tarde desató la furia de los vecinos del barrio Fracción 14, que se dirigieron a la casa de quien fue señalado como abusador, la prendieron fuego y asesinaron a golpes a su padre, en un brutal linchamiento.

Todo empezó cerca de las 15 horas, cuando el menor volvía de clases en una escuela cercana por la avenida Chile del barrio Los Bretes hacia su casa y fue interceptado por un hombre que lo amenazó con un cuchillo, le robó sus pertenencias, lo golpeó y abusó sexualmente de él.

La casilla de J.O, que fue asesinado a golpes, en llamas
La casilla de J.O, que fue asesinado a golpes, en llamas

Llegó a su casa herido y pidiendo ayuda. Tras contar lo que había ocurrido, sus familiares y vecinos llamaron a la Policía provincial y lo trasladaron al Hospital Regional de la ciudad, donde estuvo internado hasta la medianoche, y donde se constataron lesiones que confirman el abuso.

En el transcurso de la tarde, distintas versiones sobre lo que había ocurrido comenzaron a difundirse en un grupo de WhatsApp del barrio. Algunos vecinos, conmocionados por lo que había pasado, comenzaron a agolparse frente a la casa familiar de la víctima. Otros se reunieron en las inmediaciones de la Comisaría 5º para pedir justicia con ánimos enardecidos.

"La información empezó a circular de manera distorsionada", explicó a Infobae Martín Cárcamo, fiscal a cargo de la causa de abuso. Rápidamente, los vecinos dieron por hecho que el agresor era un joven de 21 años, vecino de la zona, que ya había tenido altercados con gente del barrio.

"Los vecinos hablan de supuestos antecedentes, delitos contra la propiedad y contra la integridad sexual", señaló el fiscal Cárcamo, que aclaró que aún no fue confirmado por la Justicia que realmente existan esas causas en su contra. Los registros penales chubutenses no revelan causas al menos desde 2016.

En las siguientes dos horas, mientras dos policías estaban en el domicilio de la víctima junto a su familia, la violencia entre el grupo de aproximadamente 50 vecinos que seguían en la calle empezó a crecer.

Los vecinos del barrio incendiaron la casa donde se encontraba el hijo
Los vecinos del barrio incendiaron la casa donde se encontraba el hijo

El joven acusado supo de la acusación callejera en su contra, supuso con razón que iban tras él y se refugió a unas cuadras en la casa de una familia amiga que tampoco cuenta con la simpatía de los vecinos. Muchos refieren, según confirman en la Justicia, que allí practican la religión umbanda y que había "dificultades en la relaciones barriales" con ellos. El ensañamiento, entonces, era triple: contra el presunto abusador, su familia y la familia que lo resguardaba.

Una turba enfurecida se dirigió entonces a la casilla de J.O padre del supuesto abusador, y la prendió fuego. Mientras las llamas y el humo la consumían por completo y otro grupo de vecinos arrojaba piedras contra la casa donde se encontraba el joven de 21 años, el padre salió de su casa para escapar del fuego y defenderse, sin saber que sería lo último que haría: la barriada lo golpeó hasta la muerte.

El cuerpo de J.O tendido en la calle tras la brutal agresión
El cuerpo de J.O tendido en la calle tras la brutal agresión

Ya a las 18:30, todavía con cierta luz de día, el cuerpo de J.O, de 50 años, estaba tirado sin vida sobre una de las calles de tierra del barrio. El escaso personal policial que se encontraba en el lugar (y que no pudo frenar las agresiones en ningún momento) atinó únicamente a retener a su hijo y trasladarlo a la comisaría con el único fin de que no lo atacaran también.

"Fue trasladado para preservarlo y en ese contexto la barriada entendió que se lo estaba deteniendo, pero no había ninguna evidencia que nos indicara que él era el autor y estuvo con custodia policial en la comisaría hasta la medianoche", afirmó Cárcamo. "Más tarde el joven supo del fallecimiento de su padre. Fue asistido por otro familiar y se dirigió a otro barrio de la ciudad para evitar ser agredido", contó el fiscal.

Hay, por otra parte "altas probabilidades" de que quede completamente descartada su participación en el hecho y que se verifique su coartada. "Estamos muy próximos a confirmar que habría estado en un punto lejano de la ciudad y que sería imposible que estuviera en el lugar y momento de la agresión".

El menor que fue abusado, en tanto, se encuentra en su casa con su familia y está siendo asistido por psicólogos forenses y médicos debido a que se encuentra todavía en estado de shock y está lastimado por los golpes de su agresor: tiene varios hematomas en el rostro, principalmente en la boca y los párpados.

El Ministerio Público Fiscal de Comodoro Rivadavia confirmó la existencia de tres causas en total relacionadas con el hecho: la causa por abuso que lleva el fiscal Cárcamo y continúa aún en investigación en donde se tomaron muestras genéticas y se analizan registros fílmicos de la zona para poder compararlos con las características físicas que describió la víctima e identificar así al verdadero agresor; otra para investigar la actuación policial, en manos del fiscal Adrián Cabral; y la otra, el homicidio de J.O, a cargo de la fiscal Verona Dagotto y del fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi.

En esta última ya hay cuatro detenidos -tres hombres y una mujer- que habrían estado involucrados en el salvaje linchamiento y asesinato de J.O y podrían ser imputados tras una audiencia en la mañana del jueves.

Finalmente, se investigará el accionar de la Policía provincial durante el asesinato a golpes en plena calle.

SEGUÍ LEYENDO: