Bianca Xiomara Godoy (4)
Bianca Xiomara Godoy (4)

El hecho ocurrió el viernes pasado en Máximo Paz, localidad ubicada en el partido bonaerense de Cañuelas. Este domingo los restos de Bianca Xiomara Godoy, de tan solo cuatro años de edad, fueron velados en Monte Grande donde viven familiares. Su mamá, Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23, quedaron detenidos acusados de homicidio calificado por el vínculo y femicidio.

El viernes Roldán y Espinoza llegaron con el cuerpo de la menor al hospital Ángel Marzetti de Cañuelas argumentando que la nena se había ahogado en una pileta pelopincho. Los médicos le practicaron maniobras de resucitación, pero según declararon más tarde quienes la asistieron, los intentos fueron en vano. Al ingresar al nosocomio ya se encontraba sin vida.

Los detenidos: Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23
Los detenidos: Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23

Además cuando revisaron el cuerpo de Bianca encontraron signos de violencia. Según precisaron fuentes policiales a Infobae en base al testimonio de los profesionales que la atendieron, tenía "excoriaciones en tórax, golpes en el rostro, en tobillos y en muñecas" como así también una herida en región anal compatible con una violación.

Agentes de la comisaría 2da de Moreno se acercaron hasta el centro de salud y se entrevistaron con la madre de la menor y su pareja. La fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Cañuelas, Norma Pippo, dispuso que Policía Científica realizara los peritajes en la casa de la familia, como así también la detención de Roldán y Espinoza.

La autopsia determinó que desde hacía tiempo la menor era sometida a distintos tipos de abusos
La autopsia determinó que desde hacía tiempo la menor era sometida a distintos tipos de abusos

Según el informe de los peritos que realizaron la autopsia, Bianca habría recibido un fuerte golpe en la cabeza posiblemente mientras comía, lo que derivó en una broncoaspiración de alimento y una posterior asfixia con derrame cerebral, que le causó la muerte. Agregaron que el cuerpo presentaba "signos de abuso sexual de larga data".

Las marcas daban cuenta de golpes previos, coincidentes con cintazos, hematomas en la cabeza y hasta mordeduras, según precisaron los profesionales que revisaron el cuerpo. En tobillos y muñecas había además marcas producidas por el uso de ataduras o precintos, informó este domingo el medio local InfoCañuelas en base a fuentes judiciales.

Un dato importante tras conocerse los resultados de la autopsia es que se descartó que la niña haya fallecido por ahogamiento en la pileta de la vivienda, tal como había dicho su madre. Esto complicó la situación de Roldán y también de Espinoza, quienes se negaron a declarar frente a la fiscal Pippo, en tanto testigos -vecinos y otros familiares- dieron cuenta de violencia preexistente contra la menor.

SEGUÍ LEYENDO