La morgue judicial, en el partido de San Fernando (Foto: Franco Fafasuli)
La morgue judicial, en el partido de San Fernando (Foto: Franco Fafasuli)

Los primeros informes de la autopsia practicada esta tarde al cuerpo de Natacha Jaitt (41) arrojaron que la data de la muerte sucedió entre 12/18 horas anteriores a la autopsia, y se estableció que la causal de muerte fue una falla cardíaco-respiratoria (falla multiorgánica).

Asimismo, los peritos confirmaron que el cuerpo no presenta signos de agresión ni defensa, algo que ya habían señalado los médicos que hicieron el reconocimiento preliminar en el lugar del hecho.

La última aparición pública de Natacha Jaitt, el jueves en los tribunales
La última aparición pública de Natacha Jaitt, el jueves en los tribunales

Los peritos forenses tomaron muestras de las cavidades cavidad anal y vaginal, y el informe definitivo sobre la causa de muerte quedó "ad referendum" de la confirmación de pericia toxicológica. Los narcotest realizados sobre las fosas nasales, al igual que en el lugar escenario de los hechos, resultaron positivos.

Las muestras serán procesadas por la Policía Científica en La Plata el próximo jueves 28 de febrero a las 11. Se trata de hisopados, muestras de sangre y orina, y de polvo blanco que tenía en la nariz, presuntamente cocaína.

La habitación donde fue hallada Jaitt en la madrugada del sábado
La habitación donde fue hallada Jaitt en la madrugada del sábado

Los médicos observaron, además, que el corazón se encontraba "deteriorado".

Natacha Jaitt fue hallada muerta en la madrugada del sábado, a la 1:49, en el salón de eventos Xanadú, en la localidad de Villa La Ñata, en Tigre, por médicos que acudieron a un llamado al 911. La actriz se encontraba "desvanecida, en un cuarto, recostada en una cama" boca arriba (decúbito dorsal).

Raúl Velaztiqui Duarte, productor que se encontraba en el lugar cuando Jaitt murió
Raúl Velaztiqui Duarte, productor que se encontraba en el lugar cuando Jaitt murió

Los dos testigos de la muerte de Jaitt, Raúl Velaztiqui Duarte y Guillermo Rigoni, quienes hicieron el llamado al 911, comparecieron ante la Justicia y por el momento no se encuentran detenidos.

Además, los investigadores identificaron a otras tres personas estuvieron con ella en el salón de eventos, e incautaron las grabaciones de las cámaras de seguridad para determinar a qué hora se fueron de Xanadú. Según supo Infobae, fueron convocados a declarar en calidad de testigos. Sobre ellos no pesa ninguna acusación.

Seguí leyendo