El pasado sábado, cerca de las seis y media de la tarde, un chico de apenas 9 años quiso robar una joyería del centro de la ciudad de Moreno con una réplica de un arma de fuego en mano. Este jueves por la tarde, una mujer se presentó con el nene en la Comisaría Primera de Moreno y dijo que el menor es su hijo.

La noticia había trascendido en las últimas horas a partir de la difusión de un video del insólito hecho. Fuentes policiales informaron a Infobae que la madre, de 28 años de edad, contó en la sede policial que reconoció al chico tras ver la filmación en los canales de televisión.

El nene tiene 9 años y es el tercero de seis hermanos (los otros tienen 12 años, 6 años, 3 años y dos meses). La mujer trabaja como empleada doméstica y cría a sus hijos por su cuenta. La familia vive en una casa prestada en la localidad de Mi Barrio, salvo el mayor que se mudó con su abuela.

Según indicó la mamá, el chico no asiste al colegio. El año pasado fue expulsado de la Escuela Primaria Nº 33 "Miguel Cané", cuando cursaba segundo grado debido a que se bajó los pantalones delante de una compañera.

Por último, la mujer ratificó que el arma utilizada era de juguete y que la arrojó después de enterarse del hecho.

El chico de 8 años, después de sacar el arma de juguete y amenazar al comerciante
El chico de 8 años, después de sacar el arma de juguete y amenazar al comerciante

El intento de robo ocurrió el sábado en un el local ubicado en Avenida Del Libertador 145. Nicolás García, el dueño del comercio que estaba al frente del mostrador, relató el momento. Dijo que al ver al chico en la puerta le abrió pensando que le iba a pedir algo de dinero o comida.

Sin embargo, "entró preguntando otra cosa. Me preguntó si tenía plata en la caja o si tenía cosas de oro. Yo le pregunté para qué los quería, si me los quería comprar. El chiquito me respondió 'Es que yo, en realidad, yo, en realidad…'. Sacó el arma. Me dijo: 'quiero que me des todo, quedáte callado y dame todo'", contó.

Sin perder la calma, el comerciante de 30 años resolvió actuar rápido y con una actitud parental. Acompañó al chico hasta afuera. "No quise intimidarlo porque es la mente de un nenito. Lo mejor era hacer que se vaya", expresó.

García afirmó que al momento de sacar al niño a la calle, notó que el menor estaba siendo esperado por un adulto. Ese hombre no entabló conversación con el dueño del local y apenas se remitió a retirarse con el chico. Luego fue a hacer la denuncia. Se investiga si el accionar del chico fue obligado por un mayor.

Por otra parte, fuentes de la investigación señalaron a este medio que tras la presentación de la madre "se dio conocimiento a UFi 6 de Menores, que dispuso que el menor sea entregado a la progenitora y ambos comparezcan mañana a sede fiscal".

SEGUÍ LEYENDO: